Temporada 2019: La Voz… invita

La temporada de verano 2019, definitivamente, llegó a su fin. Cada uno podrá hacer su evaluación que tendrá que ver con varios elementos: la afluencia de público en general; la evidente baja de enero; la oferta propia; los problemas económicos del país; nuestra infraestructura (a todo nivel) y nuestra propia imagen como ciudad (a veces descuidada por nosotros mismos); entre otros elementos que necesariamente deben entrar al debate.

El punto es que, tal como lo dijimos en editoriales anteriores, es deber de todos aportar a un debate sano entre los principales actores de nuestra economía: autoridades, empresarios, trabajadores, etc. Es decir; debemos generar puntos de encuentros y definir estrategias públicas y privadas para hacer de este destino, de verdad, el mejor destino de nuestro país. Tenemos todo lo que se debe tener para hacerlo;  debemos buscar los consensos entre todos para afrontarlos con la urgencia que amerita.

Debemos empezar ya. Olvidarnos del (entendemos que fue así) buen mes de febrero (siempre es bueno) y enfocarnos en lo que viene: en nuestra oferta de invierno y en el próximo verano. Para ello hay varias materias pendientes: infraestructura vial (no hay que olvidar que con un poco de organización Carabineros hizo más llevadero este problema); servicios básicos (no es necesario recalcar los dramas de la CGE), capacidad de la infraestructura, etc; comercio informal y una serie de otros elementos que se deben atacar con fuerza. Y también, por cierto, es necesario evaluar algunas medidas tomadas para la temporada que pasó como liberar O’Higgins de estacionamientos.

Con todo,  nuestro medio puede y quiere ser usado como plataforma de debate sano y con altura de miras. Desde que partimos planteamos que no estábamos para levantar a nadie y tampoco para destruir a las personas. Y lo reiteramos; no nos haremos cargos de denuncias irresponsables y trolls  profesionales. Sólo entraremos a la discusión (y la generaremos) cuando tengamos ciertas certezas de que los objetivos son que Pucón crezca. Amamos a este pueblo y no aportaremos a su decadencia por intereses particulares o mezquinos. Los invitamos a los mismo. Pucón lo necesita y lo merece.