Río Blanco: los palos del puente

Vecinos de la alejada localidad puconina denunciaron una compleja situación en la construcción de un viaducto. Sostienen intento de mal uso de árboles donados y sobreprecio de maderas.

En la imagen el lugar donde se tiene que construir el puente en Río Blanco.

La mañana del martes un grupo de cerca de diez vecinos de la zona de Río Blanco hizo un esfuerzo para llegar desde el apartado rincón de Pucón hasta el concejo municipal. Venían por una solución para un problema que se les presentó en las últimas semanas y que tiene en la mira y con una solicitud de sumario de parte del concejo al jefe de mantención de puentes de la municipalidad, Rubén Zapata.

Según explicó Karina Albornoz, secretaria de la junta de vecinos del sector, la idea es hacer un puente en el apartado sector de la comuna, clave para el tráfico de vehículos. Y los vecinos, de acuerdo a lo que señaló Albornoz, planteaban que la estructura fuera firme para soportar camiones con carga. Por lo mismo, es que los mismos miembros de la junta de vecinos donaron seis árboles nativos para usarlos como basas estructurales que soportaran la carga del viaducto. Pero, según el testimonio (que también está en una carta que llegó a la municipalidad), se encontraron con la negativa de Zapata.

“Donamos seis basas y no querían ponerlas. Llevaron unas basas de eucalipto de Pucón y con eso no nos hacían un puente de buena calidad”, dijo Karina Albornoz a La Voz…, y ante la pregunta sobre qué les dijeron que se haría con los árboles donados, señaló: “En reunión, el presidente de la junta de vecinos nos comentó que las basas iban a ser traídas a Pucón las que nosotros donamos”.

Según señaló la dirigente, la idea hacer tablones con los árboles nativos para reponer las basas de eucaliptos. Además acusó que les estaban cobrando sobreprecio por la madera. “Nos están cobrando diez mil pesos con iva incluido el valor de la pulgada de madera nativa, en consecuencia que a seis mil pesos con iva incluido está súper bien pagado”, sostuvo y agregó que el mismo presidente de la junta de vecinos, aserreaba la madera y cobraba por ello.

Luego de entregar los antecedentes, el concejo municipal aprobó la posibilidad de facultar una subvención entregada con anterioridad para pagar maquinaria y trasladar la madera nativa hasta el lugar del puente. También se sacó a Rubén Zapata de la labor y se solicitó la investigación sumaria para determinar si hubo responsabilidad administrativa de parte del jefe de mantención de puentes.

 

* Nota de la redacción: para conocer la versión de Rubén Zapata, haz click en el siguiente link.