Organizaciones sociales piden a alcalde pronunciarse por hechos de violencia contra manifestantes

Grupos emitieron una declaración pública en la que recorren una serie de problemas que vive el país y que tienen al gobierno sumido en una compleja crisis. También hicieron la bajada local.

La declaración fue entregada en la sede del Colegio de Profesores de Pucón.

El movimiento social de Pucón entregó una declaración pública en la que, si bien acotaron no ser parte de la organización y tampoco responsables de las movilizaciones locales que se están dando en la ciudad desde el sábado, sí expusieron una serie de puntos a nivel nacional y local sobre el fenómeno que tiene sumido al gobierno de Sebastián Piñera en una crisis que no da muchas luces de solucionarse. Entre otras cosas emplazan, también, al alcalde Carlos Barra a pronunciarse por hechos de violencia en contra de manifestantes.

El texto, en cuestión, parte con una crítica a lo que se considera como la “violencia de Estado” de parte del gobierno, la que —a su juicio— trata de debilitar el movimiento. “La violencia desatada por el Estado, como respuesta a nuestras demandas, no ha sido un acto gratuito si no que obedece a una interpretación de la sociedad en la que algunos poseen todos los derechos, mientras otros deben dar hasta su última gota de sangre para mantener los privilegios de ese grupo reducido. Grupo que entiende al país desde una postura de patrón de fundo ya que así ha desarrollado su accionar de modo histórico apaleando al roto o asesinándolo y haciéndolo desaparecer durante la dictadura; pues nos ven como un ganado del cual disponen para su lujo”, se lee en el documento, el que agrega: “Y si nos atrevemos a reclamar nuestros derechos cambian las leyes o invocan aquellas de carácter anti democrático construidas expresamente para defender sus privilegios”.

El texto, leído por Loreto Lagos del Movimiento Ambientalista Intercultural (MAI) y que agrupa a otras siete organizaciones (sindicato del Hotel del Lago, Nielai Cullin, Secundarios de Pucón, Colectivo Feminista Janequeo, profesores, sindicatos de la zona lacustre y No + AFP); hizo un recorrido por las exigencias en el ámbito nacional que potencia el movimiento; también hicieron una bajada local y apuntaron, principalmente, a las dificultades ambientales y sociales que —según su mirada— vive Pucón.

“Por una parte el acceso al agua se hace cada vez más difícil, pues, nuestros esteros, ríos y lagos han sido apropiados por algunos que viendo un negocio han hecho vista gorda a que este bien es un derecho humano al igual que el aire y por lo mismo debiese ser de todos/as; también tenemos el problema del crecimiento demográfico descontrolado basado en la especulación, donde es más importante crear poblaciones de cuicos para que instalen su segunda vivienda en vez de dar soluciones a los problemas de hacinamiento que viven las familias puconinas”, y luego agrega: “Estamos cansados que en nuestro hogar se nos trate como personas de segunda categoría. Por otra parte acá vivimos un proceso de colonización permanente sobre nuestros hermanos Mapuche, ya que de forma sistemática continúan perdiendo su territorio por medio de mecanismos de desafección de tierras indígenas utilizados por abogados expertos en contrariar el espíritu de la Ley. Igualmente tenemos problemas relacionados con el acceso a la salud ya que para hacerse un examen médico si no se tiene el dinero suficiente hay que esperar meses e inclusive años para poder realizarlo en el CESFAM”.

Es en ese contexto que hacen un llamado y emplazan a las autoridades comunales a que muestren abiertamente sus posturas y “no se escondan entre cuatro paredes”. “Exigimos un pronunciamiento del alcalde, que se ponga los pantalones y resguarde a las personas frente a la violencia ilegal e inconstitucional que está realizando la policía chilena avalada por el Estado; por lo mismo señalamos como el principal responsable al presidente Sebastián Piñera y a los jefes de zona de emergencia que han desconocido la ley constitucional y han aplicado sus deseos represivos sobre el pueblo, todo esto al margen de la ley. También exigimos Desmilitarización inmediata del país como piso mínimo”, se lee y a renglón seguido piden la renuncia del presidente Piñera y del ministro del Interior Andrés Chadwick; además del subsecretario de la misma cartera, Rodrigo Ubilla.

Luego de la declaración (que se puede ver íntegra al final de esta nota), la representante de los profesores, María Jesús Becker, explicó que ya se interpuso un recurso de protección por la detención de dos personas; se analiza la posibilidad de una querella y además se maneja una denuncia por hechos ocurridos la noche del 21 de junio. Todo esto en el contexto de los desórdenes públicos ocurridos entre el sábado y el martes.

*Nota de la redacción: si quieres leer el documento completo haz click aquí.