Muerte de niño: Seremi de Transportes dice que terminal de Tur Bus no está autorizado para funcionar como tal

Luis Calderón explicó que en Pucón no hay ningún recinto que cumpla con los requerimientos necesarios para ser catalogado como centro de llegada y salida formal de transportes de pasajeros.

Esta es la pesada reja que cayó sobre el pequeño Alem. La imagen corresponde al día posterior del accidente cuando fue sacada. (Imagen Rodrigo Navarro)

Fue una muerte impactante y que, probablemente, golpeó a gran parte de la comunidad. El accidente que sufrió el pequeño Alem Bozo de tan solo seis años, el pasado miércoles en el terminal de Tur Bus, también marcó una semana compleja en Pucón. Y con el correr de los días se han conocido detalles que podrían ser trascendentes en el proceso aclaratorio de cómo sucedieron los hechos que terminaron con una pesada reja de fierro sobre el cuerpo del pequeño amante del fútbol y parte de la serie más pequeña del Centro Deportivo Pucón (CDP), el club que lo acogió a él y a su padre en la ciudad. Uno de ellos es el aportado por el actual seremi de Transportes, Luis Calderón, quien confirmó que el sitio de llegada y salida de buses de la empresa de transportes no contaba con la autorización de la cartera para funcionar como terminal propiamente tal.

“El ministerio de Transportes tiene una serie de requisitos que están establecidos en la Ley Orgánica General de Urbanismo y Construcción, las normas municipales y las normas del ministerio. Es como una triada de normas que se conjugan para poder dar las autorizaciones de terminales y, efectivamente, en Pucón no hay un terminal autorizado”, explicó el seremi Calderón. En ese contexto la autoridad insistió: “Como terminal no tiene reconocimiento oficial del ministerio de Transportes”.

Calderón agregó, además, que el ministerio le establece plazos a distintas comunas, entre ellas Pucón, para que al 2022 tengan un terminal de buses autorizado: “Sea que ese terminal lo haga un particular o lo haga el municipio y el plazo para esas comunas es el 2022”.

El punto es que, de acuerdo al seremi Calderón, las empresas en Pucón (incluyendo Tur Bus) tienen sus lugares donde llegan las máquinas y esos lugares funcionan como “terminal”, se promocionan como “terminal” y ponen letreros de “terminal”; pero en rigor no están autorizados como terminales por el ministerio. 

Espacio Disponible

“Es una oficina —aclaró— de venta de pasajes en estricto rigor. Tienen patente municipal, permisos de construcción. Tienen todo, pero el estándar es un poquito superior cuando se requiere que sea reconocido como tal por el ministerio. Más allá de que en la práctica puedan tener sala de espera y una serie de instalaciones que a uno le hace sentido que se le llame terminal, pero no tienen el reconocimiento oficial. En algunos casos es porque no hacen el trámite nada más y en otros es porque la construcción que tienen no está acorde a las normas municipales y del ministerio de Vivienda”. En todo caso, Calderón no manejaba específicamente cuál era la razón de Tur Bus en Pucón para no tener el terminal en completa regla. En todo caso, y de acuerdo a las fuentes consultadas, es altamente probable que Tur Bus funcione con una patente de venta de pasajes.

Consultada la empresa, señalaron que se no se referirán formalmente al caso; aunque algunas fuentes consultadas se mostraron extrañadas por el antecedente entregado por Calderón, ya que señalan que tienen todo el papeleo en regla que les permite funcionar como un terminal de buses.

*Nota de la redacción: El lunes por la mañana el seremi de transportes se comunicó con este medio y señaló que se equivocó en sus dichos. Para leer esa nota, haga click aquí.