Directora de Medio Ambiente denuncia a concejal Cortez por maltrato verbal

En la reunión de concejo de este martes y después de ser interpelado, el edil de la DC renuncia a la presidencia de la comisión ambiental y ofrece disculpas públicas a Evelyn Silva.

Momentos de tensión se vivieron en el concejo municipal de este martes.

Una confrontación interna prácticamente inédita y con matices de irrespeto y misoginia. Eso fue lo que se vivió la mañana de este martes cuando Evelyn Silva Quiñeiñir, Directora de Aseo, Ornato y Medio Ambiente de la Municipalidad de Pucón, denunció maltrato verbal por parte del concejal de la DC, Omar Cortez, y el punto permitió abordar la no siempre armónica comunicación que se desarrolla puertas adentro de la municipalidad. 

Durante la discusión no solo intervinieron las partes involucradas sino también concejales, el alcalde e incluso la secretaria municipal, quienes deliberaron sobre las reacciones y tonos que surgen sin ética en la mesa.

Silva Quiñeiñir, bióloga en gestión de recursos naturales, entregó una carta al alcalde el pasado 10 de enero la cual fue leída este martes. En ella denunciaba la actitud de maltrato por parte del concejal y exigía las disculpas y renuncia de él como presidente de la Comisión de Medioambiente. Ambos puntos fueron aceptados de inmediato por Omar Cortez.

“Humillación y atropello” 

La Directora de Aseo, Ornato y Medio Ambiente se mantuvo en completo silencio durante la discusión. Incluso mantuvo una actitud de discreción después de la reunión del Consejo, cuando fue abordada por La Voz… para que ofreciera declaraciones. Solo pronunció un tímido “sí” cuando el alcalde le consultó, tras más de 20 minutos de intervenciones de los concejales, si ella estaba conforme con las disculpas y decisiones tomadas por el concejal de la DC.

Su carta relata que el martes 7 de enero durante la reunión del concejo, Omar Cortez hizo pública su convicción de que ella (Silva) no cumplía las solicitudes indicadas desde la Comisión del Medio Ambiente. Considerando injusto este comentario, se acercó al concejal al término de la reunión para esclarecer el punto. Fue entonces cuando el concejal, según la denuncia, actuó de forma inadecuada. “Se exalta —escribe la funcionaria en la misiva— y me ordena en un tono que no corresponde que debo acudir a sesión de medioambiente. Reitera esa orden varias veces en el mismo tono, indicándome con más euforia si entendí lo que me estaba diciendo, haciéndome ver como una persona que no comprende lo que se le dice”.

Más adelante expone sus impresiones: “Me faltó el respeto a cada momento con su actitud verbal y corporal, enfrente de todos los que estaban presentes en la sala (…) haciéndome sentir humillada y atropellada (…) me sentí intimidada y vulnerada con su agresividad, provocando que estallara en una angustia incontenida”.

Contradenuncias y señalamientos

En contraste con el silencio de la denunciante, Omar Cortez intervino en varias ocasiones, y reconoció algunas actitudes erróneas. “Debo decir que la directora me hostigó durante varios minutos cuando me iba, y me siguió hasta que en algún momento perdí la paciencia. Te pido disculpas Evelyn”, expuso el concejal, quien agregó: “De mi parte di por cerrado el tema ese mismo día, cuando salí caminé por 15 minutos y después le envié un correo en el que le pedía disculpas. Fui irónico, fui hiriente, lo asumo y lo lamento”. 

Sin embargo, durante su intervención señaló que la suya no había sido una reacción ni siquiera cercana, a otras hostilidades ocurridas en la mesa. “Don Julio —dijo, dirigiéndose al concejal Julio Inzunza— yo he presenciado en esta mesa, aquí, actos más hirientes que los míos”. También se dirigió al concejal Cristián Hernández. “No voy a permitir que alguien que sí practica la misoginia en la Alcaldía y que no pidió jamás disculpas me venga a señalar a mí”, expresó y luego agregó: “Me recuerda la frase el diablo vendiendo cruces. Cristian, usted ha tratado bastante mal a la Directora de Salud”. Después se refirió a otro episodio hostil en que durante una reunión de concejo se increpó a los abogados, preguntándoles si acaso eran “estatuas vivientes”, a la espera de unas monedas para moverse. 

El concejal Hernández intervino: “Aquí hubo actitudes machistas, rangos que no existen, nadie es jefe de los funcionarios, ningún funcionario tiene por qué deberse a la voluntad de un concejal, para eso existe la institucionalidad. Yo lo aclaré en su momento, Evelyn tuvo toda la voluntad de hacer las reuniones de comisión, hubo un día en que íbamos a hacer tres reuniones de comisión y por un tema super puntual de Ancapulli, Evelyn tuvo que retirarse”.

Paños fríos

Para calmar tensiones, el alcalde Carlos Barra se pronunció y pidió tomar acciones: “Hago un llamado a la convivencia y al respeto —señaló— vamos a armonizarnos para cumplir la función para la cual fuimos elegidos”. También indicó: “Las cosas cuestan para que sanen, y si lo puedes considerar (dirigiéndose al concejal Cortez) te pediría también que ya no fueras presidente de la comisión”. Tras eso, Cortez aceptó dejar la presidencia de la Comisión del Medio Ambiente.

Antes de continuar con el siguiente punto en la larga agenda del día, Gabriela Matus, Secretaria Municipal, pidió la palabra y elogió el coraje de una mujer funcionaria por defenderse. También le agradeció por la oportunidad de abrir caminos hacia el respeto. “Yo he sido muchas veces injustamente cuestionada en este concejo —dijo— he sido quizás más ofendida por un concejal aquí que la señorita Evelyn. Lo único que les pido en este minuto, es que ojalá la presentación que hizo Evelyn sirva para todos los funcionarios que de una u otra forma hemos sido ofendidos. Se ofendió muchas veces a la directora de obras, se ofendió a los abogados, a todos. Gracias Evelyn por lo que hiciste por nosotros, los funcionarios”.

*Nota de la redacción: para leer la carta denuncia de Evelyn Silva, haz click aquí.