Defensa de Ubilla argumentará para rebatir al tribunal en torno a que terrenos del ex subsecretario son indígenas

La defensa del ex subsecretario valora, eso sí, decisión del juzgado de no anular el contrato entre el político y Guadalupe Moris, quien vendió los paños. 

El día en el que Ubilla ingresó por primera vez al tribunal de Pucón para enfrentar a sus denunciantes. La escena se repetiría otras dos oportunidades.

La defensa del ex subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, emitió un comunicado de cuatro puntos en el que valora la decisión del tribunal de Pucón de rechazar la nulidad del contrato entre la ex autoridad de gobierno y Guadalupe Moris por la compra de terrenos de origen indígena en la zona de Quetroleufu en Pucón. Pero también anuncia que rebatirá parte de de la resolución, ya que no comparte lo que ellos catalogan como “la opinión” del juez Mauricio Reuse en torno a que la transacción adolece de un vicio de nulidad debido a que, de acuerdo a la opinión del magistrado, la tierra nunca dejó de ser indígena, pese a que la vendía una persona que no tenía el origen étnico y que había obtenido los paños mediante la liquidación de una sociedad conyugal con su marido, Patricio Painequir, quien falleció.

El abogado defensor de Ubilla, Marcelo Neculman, señala —entre otras cosas— que el fallo no tiene consecuencia jurídica debido a que no acogió la solicitud de nulidad del contrato de compraventa, el que fue redactado por el actual abogado de la municipalidad, Edmundo Figueroa. El punto que releva Neculman es que el juez Reuse acogió el argumento de que los demandantes (un grupo de la familia Painequir) no tenían legitimidad para discutir el contrato, ya que no eran parte del instrumento. 

“El fallo ratifica el planteamiento de esta defensa, en el sentido de que quienes dedujeron esta acción carecen de una legitimación que les permita discutir la validez del contrato celebrado entre el señor Rodrigo Ubilla y la señora Guadalupe Morris. Ello, dado que sólo los intervinientes en dicho contrato son quienes tienen legitimidad para impugnarlo y, en este caso, están plenamente conformes respecto de la validez de los actos suscritos”, se lee en el documento hecho llegar a la redacción de La Voz….

De acuerdo a la posición de la defensa de Ubilla, el juez Reuse debió abstenerse de emitir juicio respecto al fondo del tema. El magistrado acogió la tesis de los demandantes, liderados por el abogado Gabriel Osorio, en torno a que los terrenos seguían siendo indígenas y que nunca perdieron esa categoría. “Hay que resaltar que los tribunales, cuando señalan que no existe legitimidad de los demandantes, lo normal es que rechacen la acción judicial y se abstengan de pronunciarse sobre la cuestión de fondo, pues carece de todo sentido hacerlo, dado que no va a tener efecto jurídico respecto de la resolución final”, argumentan.

Espacio Disponible

Neculman insiste, por cierto, que la tierra en cuestión ya no podía considerarse como indígena: “Compareceremos ante la Corte para rebatir la opinión entregada por el juez de Pucón, pues la compra no adolece de ningún objeto ilícito o vicio de nulidad,  y las tierras en cuestión no tienen la calidad de indígenas”.

A saber: Ley Indígena

La Ley 19.253 conocida como Ley Indígena establece la prohibición de vender tierras de de origen indígena a personas no indígenas. La única posibilidad de desafectar los terrenos, según lo establece el marco jurídico, es mediante la permuta. En el caso de Rodrigo Ubilla, se aplicaba la interpretación de que los terrenos perdían la calidad indígena al ser traspasados a una persona no indígena mediante la liquidación de una sociedad conyugal.