Municipalidad ha entregado en promedio 1,5 cajas diarias de alimentos desde el inicio del estado de emergencia

Informe de la Dideco detalla los aportes en ayuda social y revela que se han invertido cerca de $8 millones en compras de alimentos. Cifras de canastas familiares entregadas por el organismo público local, eso sí, podría incrementarse radicalmente, ya que está cerrada una compra de 600 canastas mensuales para los próximos 90 días. Concejal Cortez critica lo que considera, hasta aquí, una inversión baja.

ENTREGA.- En la imagen el jefe de la Dideco, Eduardo Pino, supervisando la entrega de parte de las 1016 cajas aportadas por el gobierno. (Imagen municipalidad).

Un total de 140 cajas de alimentos en 89 días —desde que se decretó el estado de catástrofe en el país por la pandemia del coronavirus— ha entregado la municipalidad local. En promedio, 1,5 cada día. Este dato es parte del informe que la Dirección de Desarrollo Comunitario (Dideco) hizo llegar al concejo y al alcalde Carlos Barra, en el que se detalla la gestión y los montos usados durante 2020 en diferentes ayudas sociales. Entre ellas, la entrega de cajas de alimentos, altamente demandadas por la ciudadanía en el contexto de crisis social y económica a raíz del Covid-19 que vive el país desde marzo.

Los datos liberados indican que en total de ayuda se han invertido casi $19 millones y que solo por las cajas de alimentos, la municipalidad ha gastos una cifra que bordea los $8 millones. Pero la municipalidad no es la única que ha optado por la canasta familiar para la ayuda. Diversas organizaciones privadas también han optado por esta forma de aporte. Entre ellas se cuentan el Rotary, el Club de Leones, el Club de Huasos y la Cruz Roja, entre otras. En total y sumando las 1016 entregadas por el gobierno la semana pasada, en la comuna se han entregado 1296 cajas alimenticias. Un promedio total de 14,5 diarias desde que partió el estado de emergencia por la pandemia.

En todo caso, la cifra de canastas familiares municipales podrían multiplicarse radicalmente en Pucón. Esto debido a que ya está en tierra derecha la adquisición de 600 cajas al mes por tres meses de parte de la administración pública local. Todo esto con parte de los $140 millones liberados por la subdere para que los municipios enfrenten la tragedia.

“Estamos adquiriendo en una primera partida 600 cajas por mes por tres meses. Esta es una primera compra de una primera inyección de recursos que vienen desde el Estado. Tal vez van a llegar a ser muchas más, pero hoy lo que está decretado como programa fue esta primera partida de inyección de recursos”, explicó el jefe de la Dideco, Eduardo Pino.

Concejal critica

El concejal de la DC, Omar Cortez, consideró como “insuficiente” lo que la municipalidad ha invertido, hasta aquí en ayuda social. “Porcentual con respecto a la cantidad de recursos que posee este municipio y lo que ha destinado a la compra de canastas de alimentos me parece insuficiente por donde se le mire. Solo mencionar que los gastos de publicidad son tremendamente mayores a la cantidad de cajas de alimentos que se han comprado”, argumentó Cortez.

Según el edil, el problema pasa porque el departamento social de la municipalidad presenta una enorme necesidad por la pandemia y está debilitado en lo presupuestario y también en funcionarios: “Yo he podido indagar que el Dideco estaba funcionando solo con dos funcionarios con responsabilidad administrativa y es insuficiente en esta pandemia”.

Según Cortez el problema pasa por el modelo de gestión. Eso pese a las ya conocidas complicaciones presupuestarias que tienen al organismo público local con un déficit proyectado en unos $3000 millones. “Hay un problema de gestión que claramente no estaba preparado y no sabe administrar momentos de crisis”, aseguró el edil, quien puso como ejemplo a la vecina comuna de Villarrica, ciudad en la que la municipalidad ha entregado 1000 cajas de alimentos y en la que el alcalde Pablo Astete puso como meta entregar 50 de estas ayudas por día.

Consultado Eduardo Pino por estas opiniones, explicó que el presupuesto corresponde a lo planteado a principios de año, en donde no estaba considerada la pandemia. Y recién a mediados de marzo comenzaron a comprar canastas de alimentos para enfrentar la crisis. “Por lo mismo se refleja un gasto menor a la fecha y considerando también la ayuda que nos llegó de parte del gobierno con las 1016 cajas, entonces por eso se ve poca inversión reflejada en el gasto social”, sostuvo Pino, quien argumentó que si el gobierno no hubiese hecho el aporte de las 1016 canastas, de seguro la municipalidad hubiese invertido más. Con todo, se espera que dar vuelta las cifras con la ya mencionada inversión para adquirir las 1800 cajas (600 mensuales por tres meses): “Ha habido gestión y hemos sido prudentes para esperar la llegada de recursos externos”.

Sobre la crítica de Cortez en torno a que Dideco funciona disminuido en recursos y personal, Pino señaló eso quizás pueda verse así debido a que están trabajando con turnos éticos, debido a que tienen personal de riesgo y no están todos operativos. Con todo, asegura que no están sobrepasados: “Trabajamos en función a la capacidad que podemos tener y la Ley nos permite, porque si no cuidamos a los funcionarios, el día de mañana un contagio que yo tenga en social, quién va a atender al público”.

En todo caso, Pino igual fue crítico a las declaraciones del concejal. “Cuando no preguntan, cuando no consultan es fácil hablar, pero es imprudente dar declaraciones sin antes preguntar a la fuente directa”, finalizó.

El informe

Si quieres leer el informe de la Dideco, puedes bajarlo haciendo click aquí.