Alcalde Carlos Barra dice que peleará opción de que el eclipse de diciembre se desarrolle con visitantes

Trascendió que la opción del gobierno es restringir el acceso a la zona por la pandemia. El jefe comunal plantea que el evento se puede realizar con restricciones sanitarias y aplicando protocolos. Lo mismo cree el presidente de la Cámara de Turismo, Eugenio Benavente, quien agregó que el fenómeno astronómico es una especie de “salvavidas” para la golpeada industria local.

Si bien alguna luz del tema fue esbozado al final del concejo municipal del viernes, en el que el alcalde Carlos Barra señaló que el martes tendría una reunión por el eclipse; no fue hasta este sábado que el trascendido tomó alguna formalidad: el gobierno planea restringir la venida de personas a la zona para vivir el fenómeno astronómico el próximo 14 de diciembre. Es decir, la idea inicial es vivir un eclipse sin turistas y mediante redes sociales y plataformas de internet. Todo un golpe para la industria turística local, quienes ven en el evento como un gran hito de reactivación para un mercado que, debido a la pandemia, se encuentra inactivo.

En todo caso el tema no está cerrado y en una mini entrevista con La Voz…, el alcalde Barra señaló que como municipalidad pelearán la opción de que venga gente; con la condición de que se evitarán las aglomeraciones y que los hoteles, cabañas y restaurantes funcionen con capacidades acotadas y con estrictos controles sanitarios.

“Hay que confiar en que a esa altura del año la situación sanitaria esté muy superada y no perdemos la esperanza de que la gente concurra a Pucón”, dijo el jefe comunal, quien agregó: “Podrán hacerse algunas plataformas virtuales para el extranjero, pero en lo nacional nosotros seguimos pensando en que vamos a recibir mucha gente para esa época”.

Sobre la preparación, Barra explicó que en el contexto de la pandemia, Pucón tiene un plan de contingencia en preparación: “Lo que es la oferta de alojamiento, gastronomía y servicios, combinado con la seguridad vial con Carabineros se mantiene igual. Si el eclipse fuera la próxima semana, Pucón está preparado para eso. Ahora, la autoridad sanitaria va a recomendar que no se agrupe gente, pero por el ángulo que tiene el eclipse la gente lo va a poder ver desde el patio de sus casas o desde las terrazas”. En definitiva, la idea es recibir gente con las restricciones adecuadas por la pandemia. Es decir, operar, aunque sea con restricciones.

Cámara de Turismo

Para Eugenio Benavente, presidente de la Cámara de Turismo, la clave es la planificación. Según él, el punto es abandonar posiciones extremas. “Hay que mirar lo que está pasando hoy en Europa y en Asia con el tema de la pandemia. Ellos van unos tres meses adelantados en relación a nosotros. O sea, nosotros tendríamos la regularidad de Europa, más menos, por octubre. Dos meses antes del eclipse. Es decir, si hoy los europeos están en la playa, no veo por qué la gente no podría venir a estar acá en el eclipse”, argumentó el líder gremial.

Ahora, en el escenario de que el problema del coronavirus empeorara, Benavente sostuvo que hay que tener un “plan B” preparado: “Hoy el plan ‘B’ es restringir las cargas o limitar y el plan ‘D’ o el ‘Z’ es ya no venir, pero eso lo veo muy lejano. Es muy poco factible dadas las condiciones del entorno”.

Benavente criticó, además, que hacer una manifestación de principios de parte de las autoridades en torno a restringir el acceso para el evento. Según su visión, genera más angustia aún en un mercado y comercio local muy deprimido. “Estamos en julio y julio es la segunda temporada que tiene Pucón en el año y hoy la gente no la tiene y el único salvavidas que se ve, con la gente nadando en medio del océano es diciembre con el eclipse. Nosotros esperamos que el eclipse sea el punto de partida para la reactivación turística para el año 2021”, enfatizó y agregó: “Pero acá le están sacando el salvavidas que los emprendedores ven allá lejos, pero que está. En general tenemos que mostrar que hay una planificación y que estamos trabajando en ello”.