Covid: nada ha cambiado

Cuando el hombre llegó a la luna en 1969 EE.UU. no era el único país embarcado en ese proyecto. En ese momento en medio de una tensión ideológica el primero que lo lograra daba una señal de superioridad al mundo. Quien ganó la carrera demostró en el tiempo ser más fuerte que los demás. Hoy, la carrera por la vacuna del Covid-19 es la nueva  carrera aeroespacial. Distintos bloques mundiales compiten entre sí por obtener antes que todos la inoculación que permita volver a la normalidad que conocíamos.  

Estados Unidos ya invirtió grandes sumas de dinero para asegurar una cantidad suficiente para su población aunque Rusia entrega señales confusas sobre ya tenerla implementada. Esto, si bien genera expectativas, también genera muchísima confusión en la población que espera con ansias el fin de esta pesadilla. Pero hay que ser claro, la luz al final del túnel aún no llega, aunque hay algunos rayos para el mundo para chile nada ha cambiado y no debemos perder de vista esa realidad en nuestro diario vivir.  

Aunque la vacuna esté lista falta un largo proceso para su producción en masa y que no cabe duda que  los primeros países en tenerla serán aquellos que tengan la producción y luego los que tengan la capacidad de comprarla. Chile no está en ninguno de los 2 grupos. Por lo que desde esta humilde tribuna  queremos hacer un llamado a la realidad, el virus sigue afuera, los casos van y vienen y usted puede contagiarse y terminar en una UCI entubado o morir mañana igual. 

Debe ser igual o más responsable que antes. Porque muchos están relajando las medidas y transformándose en un riesgo mayor para la comunidad. Nada ha cambiado y aunque las autoridades, forzadas por la necesidad urgente de seguir produciendo, (porque sin economía no hay salud). Se hayan abierto algunas medidas debemos hacerlo con suma prudencia y autocuidado. Porque ni la vacuna rusa, ni americana ni china sirven de algo cuando estás entubado al borde de la muerte en el sur del sur del mundo.