Informe de Contraloría detecta casi mil viviendas en Pucón sin conectarse a la red de alcantarillado pudiendo hacerlo

Auditoría carga responsabilidad en la Dirección de Obras Municipales por no generar un proceso de fiscalización a los usuarios y regularizar la situación. Lo anterior representa una carga de contaminación importante al Lago Villarrica por la filtración a las napas subterráneas.

NO CONECTADOS.- La imagen muestra el mareo de los puntos de usuarios que no están conectados a la red de alcantarillado en la zona urbana de Pucón.

Las revelaciones y detalles complejos que muestra el informe sobre la investigación que la Contraloría General de la República (CGR) a la Dirección de Obras Municipales (DOM) no paran. Esto, porque luego de conocerse —a través de sendos reportajes de La Voz…— sobre las casi 200 viviendas sin permiso de edificación en el borde del lago y las casas con permiso para construir en zonas prohibidas; la tercera entrega de este medio apunta a las casi mil viviendas que no están conectados a la red pública de alcantarillado pudiendo hacerlo. En total son 977 usuarios que están dentro del área de concesión de Aguas Araucanía; pero que simplemente no están unidos a la red que trata los desechos orgánicos humanos. El punto es que esto tiene el potencial contaminante debido a que los desechos de pozos sépticos sin mayor regulación es probable que filtren a las napas subterráneas y lleguen a los ríos y, directamente, al Lago Villarrica.

“En relación con los hallazgos expuestos en la observación precedente, se estimó pertinente evaluar la conectividad a la red pública de alcantarillado de las viviendas urbanas al interior del territorio operacional de la empresa Aguas Araucanía S.A. en la comuna de Pucón, comprobando que 977 usuarios inmersos en esa área no se encuentran conectados a esa matriz, lo que representa un 10,24 % del total de los clientes informados por la aludida firma”, se lee en el texto, el que agrega: “Lo anterior, se detectó mediante el análisis de la información remitida por el Jefe Regional de La Araucanía de la Superintendencia de Servicios Sanitarios, don Joan Milanca Gohde, quien previa consulta a la anotada concesionaria sanitaria de la comuna de Pucón, remitió mediante correo electrónico del 14 de noviembre de 2019, el catastro de los respectivos clientes y el detalle de los servicios habilitados para cada uno de ellos”.

De acuerdo al informe de la CGR, la DOM local no activó recursos para fiscalizar y regularizar la situación de estos usuarios irregulares: “No se advierte impedimento para que, si luego de otorgar permisos o recepciones la DOM constata el incumplimiento de disposiciones diversas a la normativa urbanística, pueda ejercer sus facultades de fiscalización por los mecanismos previstos en el ordenamiento en vigor, en los términos en que corresponda, sin desmedro de las atribuciones de control de otros organismos públicos”.

El documento sostiene que el problema descrito cobra relevancia luego de la declaración del Lago Villarrica como “zona saturada” por fósforo y nitrógeno. “La situación descrita, cobra especial relevancia atendida la situación expuesta en el señalado decreto N° 19, de 2013, del Ministerio de Medio Ambiente, que estableció normas secundarias de calidad ambiental para la protección de las aguas continentales superficiales del Lago Villarrica, pues en dicho acto se citó entre las diversas causas que pueden afectar la calidad de las aguas del citado lago, la infiltración de aguas servidas desde los sistemas de tratamiento individuales de las viviendas construidas en la orilla sur del lago y el aumento de la población durante el verano, por lo que la falta de conexión de los clientes detallados al sistema público de alcantarillado y tratamiento de aguas servidas, importaría eventualmente que 15.045,81 m3 de dichos desechos producidos mensualmente por los 977 usuarios no conectados estén siendo infiltrados en el terreno colindante al lago, propiciando su contaminación”. Es decir el problema es un foco propiciador de contaminación en la situación actual del lago.

El punto no es menor, ya que según se explica en el informe, no se puede iniciar construcción alguna sin que antes la autoridad sanitaria no haya aprobado los servicios de agua potable, alcantarillado o desagües: “Sobre la materia, es menester indicar que, según el artículo 69 del Código Sanitario, no podrá iniciarse la construcción o remodelación de una población, sin que la autoridad sanitaria respectiva haya aprobado previamente los servicios de agua potable y de alcantarillado o desagües. Asimismo, ninguna de las viviendas que integran la población podrá ser ocupada antes de que esa autoridad compruebe que los sistemas instalados se encuentran conformes a los aprobados”.

El mismo informe muestra, además, que luego de consultarle a la municipalidad local, ésta respondió que no se encontraron registro de fiscalizaciones de este tipo. Es decir, no hay documentación sobre alguna actividad tendiente a supervigilar y fiscalizar esta anómala situación. “En su oficio de respuesta la Municipalidad de Pucón señaló que no fue posible obtener un registro de alguna fiscalización puntual tendiente a inspeccionar la conectividad a la red pública de alcantarillado de las viviendas al interior del territorio operacional de la empresa Aguas Araucanía S.A.”, explicaron desde el municipio a la CGR.