El peligroso silencio de los candidatos

Son tiempos complejos y difíciles. Qué duda cabe de eso. Y en Pucón no somos una excepción a la regla. La crisis del Covid-19 ha golpeado duro a nuestra principal industria, el turismo, y las consecuencias de esto, probablemente, nos seguirán hasta tiempo después de finalizada la alerta sanitaria.

Pero no es lo único que nos está complicando como comunidad. Hay una serie de situaciones, como la poca claridad del proyecto del nuevo casino Enjoy, la contaminación en el lago, el desorden inmobiliario, carreteras saturadas en invierno y verano y varios otros etcéteras que nos ponen en un cuestionamiento permanente y algo inquietos con miras a lo que se viene.

El punto es que ad portas de una elección municipal tan relevante como la que se nos viene en mayo, los candidatos parecen abducidos por fuerzas más allá de nuestro entendimiento y que eso les impide hablar o referirse a los temas de relevancia y trascendencia. Nos gustaría escucharlos, leerlos y verlos en artículos periodísticos, programas de tv, redes sociales y cualquier herramienta comunicacional que tengan a mano (en estos tiempos son de fácil acceso y muy económicas). Pero eso no pasa.

Por ahora son muy pocos (entre concejales y alcaldes) que se salvan de este raro mutismo. Necesitamos conocer sus ideas —más allá de sus críticas y pachotadas de Facebook— y propuestas para nuestro Pucón. Queremos escucharlos sobre, por ejemplo, cómo proyectan a nuestra amada comuna para 20 ó 30 años. Queremos saber de sus ideas para descongestionar la ciudad y hacerla más amigable. En fin, hay tantas cosas de las que se podrían referir y no lo hacen. Lo bueno es que queda tiempo. Con el inicio de la campaña formal seguramente tendrán más espacio y tiempo para expresar sus ideas. Y más allá de feos e infumables jingles o fotos de campaña en las calles, sería bueno saber qué es lo que piensan. No hacerlo es hasta peligroso.