Municipalidad busca reactivar mesa para analizar baja en el nivel de agua en el Lago Caburgua

El fenómeno se alarga por casi una década y pese a que la iniciativa cobró fuerza en 2017, pero luego se diluyó y solo quedó como una promesa.

SATELITAL.- La imagen es una comparación de imágenes generadas en Google Earth y que muestran la evidente disminución del nivel de agua desde 2013 a 2021.

Es un tema que se conversa entre los vecinos y también que algunas autoridades locales han esbozado en las últimas semanas. La notoria baja en el nivel del agua en el Lago Caburgua. Y si bien el problema se viene arrastrando desde hace casi una década; aún no hay una explicación oficial de lo que está sucediendo en el importante y relevante punto turístico de la zona. Por lo mismo, la municipalidad busca reactivar la mesa que se anunció en 2017 para investigar el fenómeno y que luego se diluyó para quedar en nada.

Por lo mismo, desde la administración pública local enviaron un oficio a la seremi de Medio Ambiente de La Araucanía para poder poner en funcionamiento la mesa y definir qué es lo que pasa con el lago. El punto es que la municipalidad busca que la seremi le pida a la Dirección General de Aguas (DGA) elementos que entreguen luces sobre el aprovechamiento de parte de parte de particulares de los cursos de agua que alimentan al Caburgua, fiscalizaciones en terreno y también datos sobre el caudal de los ojos del Caburgua, el desagüe natural del lago.

En los tiempos en que se activó la iniciativa de la mesa, se manejaban al menos tres hipótesis del fenómeno. La primera apuntaba a la sequía que se vive en el país desde hace varios años, la segunda a que se estaban desviando cursos de agua de parte de particulares y por último que el terremoto de 2010 pudo haber agrandado fisuras internas del lago lo que generaba un mayor escurrimiento de aguas. De las tres, algunos datos apuntaban a que el desvío de aguas superficiales para uso privado es la menos plausible y hay algunos expertos que no descartan la idea de la fisura post terremoto. Sobre la falta de agua por sequía es una teoría que también genera adeptos, aunque en 2018 hubo una recuperación en el nivel luego de las lluvias, pero duró poco ya que ese mismo verano la disminución fue notoria.

Por ahora se espera la respuesta de las autoridades regionales que permita apresurar la apertura de la mesa y poder pesquisar el problema y las eventuales soluciones si es que las hubiesen.