Apoderados del Copito de Nieve analizan acción legal luego de cuarentenas obligadas en residencias por variante Delta

Vocero de los padres sostiene que ellos siempre estuvieron dispuestos a cumplir con el confinamiento, pero que las condiciones para los menores no estaban dadas y acusa criterios dispares para situaciones similares ocurridas en otras partes del país. Pucón suma 30 contagios con la cepa de preocupación.

VUELTA.- Luego de terminadas las cuarentenas resta conocer cómo será la vuelta a clases de los párvulos y los funcionarios del jardín infantil.

Las Fiestas Patrias ya quedaron atrás y los días se sumaron para que los más de cien padres, niños y funcionarios del jardín infantil Copito de Nieve hayan cumplido sus días de cuarentena obligatoria en residencias sanitarias. Esto, luego de confirmarse un brote de variante Delta al interior del establecimiento que partió la primera semana de septiembre. Pero ya con la mayoría de ellos en casa, comienzan a plantearse una serie de situaciones. Entre ellas, la posibilidad de iniciar una acción legal en contra de las entidades estatales que estuvieron tras la medida de obligarlos a salir de sus hogares con la fuerza pública para llevarlos a hoteles sanitarios en Villarrica y Pucón. 

Así lo dio entender el vocero de los apoderados, Marco Quintana, quien apuntó a que deben iniciar un catastro de progenitores que se han sentido vulnerados en sus derechos fundamentales y definir si esto lo hacen de manera colectiva o individual. “Tenemos que ver quiénes son los apoderados que sienten que han sido vulnerados en sus derechos y de los niños. Hay que destacar que nosotros siempre quisimos cumplir cuarentena, incluso en residencias, pero con las condiciones óptimas para los niños”, explicó Quintana, quien agregó: “Vamos a buscar alternativas legales para que esto no se vuelva a repetir y que no vuelva a ocurrir en ninguna parte del país; porque hay que entender que esto se trata de un problema de criterio. En otras regiones el criterio ha sido diferente y esas son las diferencias que queremos esclarecer para que nunca más se vuelvan a repetir”.

Por otro lado, los padres también esperan redactar un oficio para enviarlo al concejo municipal y que se pueda leer este miércoles en la sesión de los ediles. El punto es que si bien se entiende que no es mucho lo que podía hacer la administración pública local, la idea es poder socializar la situación y ponerla en conocimiento de las autoridades para que puedan ejercer un rol activo en lo que, según ellos, fue la vulneración de derechos de los niños y sus padres.

En ese contexto, la seremi de Salud actualizó los datos de contagios de variante Delta en la comuna y estos se elevan a 30 positivos confirmados con la variante de preocupación, ocho de ellos confirmados por el Instituto de Salud Pública (ISP).