Patentes Enjoy: concejo aprueba autorización para el Gran Hotel, pero dejan en suspenso las del casino

Los ediles sostuvieron una reunión extraordinaria en la que se abordó la situación de la empresa casinera. El jefe del departamento Jurídico de la municipalidad aclaró que correspondía entregar las patentes, pese a que el permiso de edificación y recepción final provisorias estaban vencidos desde fines de 2015. Verónica Castillo dice que las explicaciones le parecen “insólitas” y Daniela García avisa que revisará el tema con otros abogados. Cristian Hernández acusa que la empresa busca “resquicios legales”.

BAR DEL HOTEL.- Los ediles aprobaron la patente que le permite al bar del Gran Hotel Pucón seguir comercializando bebidas alcohólicas. (Fotografía archivo).

La polémica de las patentes de alcoholes de la empresa Enjoy tuvo un nuevo capítulo la mañana de este viernes. Lo anterior debido al concejo extraordinario que se celebró en la municipalidad para analizar el tema. Y en la oportunidad y luego de escuchar los argumentos de las direcciones de Obras, Jurídica y de Rentas y Patentes; el concejo aprobó el permiso para el bar ubicado al interior del Gran Hotel Pucón; pero la patente del casino quedó en suspenso, debido a que no ha sido presentada al concejo para su análisis. Es decir, no se aprobó o rechazó debido a que, simplemente, no estaban en la tabla. El punto es que ayer se conoció la decisión de la gerencia del centro de juegos de no vender bebidas alcohólicas mientras no se obtenga el permiso formal. Y lo anterior no va a suceder hasta que la solicitud sea presentada formalmente al concejo.

Pero más allá de los tiempos y la solicitud de renovación; quedó transparentada la posición jurídica de la municipalidad en torno a la renovación de la patente de alcoholes al casino. Según el abogado de la administración pública local, Edmundo Figueroa, la municipalidad estaría en condiciones de otorgarles la autorización. Esto, porque más allá de que los permisos de construcción y recepción estén vencidos; ya la empresa Kuden S/A. (la razón social que ocupa Enjoy para operar el casino) contaba con una patente que el organismo tiene la obligación de renovar. El punto es que es clave, según Figueroa, atender al verbo rector de la normativa que habla de que no se pueden “otorgar” patentes a quienes no tengan recepción municipal; pero que la normativa no hace referencia a “renovar”. Según el abogado municipal, hay jurisprudencia local en ese sentido generada en la Corte de Apelaciones que ha fallado en contra de la municipalidad (al no propiciar patentes) en situaciones similares.

Para entender el contexto del problema hay que remitirse al incendio del Hotel y Casino del Lago en 2007. En esa oportunidad, la empresa tuvo que levantar en cuestión de meses una estructura que tuvo el carácter de “provisoria” y que fue autorizada un permiso de construcción “provisorio” que tuvo una recepción de obras; pero que caducó a fines de 2015 y que no pudo ser renovado. En ese contexto, desde 2016 hasta ahora la empresa ha funcionado con patentes otorgadas vía autorización del concejo municipal con un análisis jurídico que, en los hechos, fue replicado por Figueroa en la reunión de este viernes. Además, siempre se analizó el contexto de lo sucedido posterior al incendio de 2007 en el que la administración pública de la época (también liderada por el actual alcalde Carlos Barra) se comprometió a entregar todas las facilidades para que la empresa pudiera volver a operar en el menor tiempo posible. Incluso se habló de un cambio al Plan Regulador Comunal para regularizar finalmente la edificación que actualmente opera en calle Ansorena 121.

El punto es que si bien, según explican desde Enjoy, la solicitud de renovación de patentes se realizó en junio, hasta ahora no ha sido tramitado por la municipalidad; lo que les genera un problema al tener que extender la decisión que tomó la empresa de no vender alcohol mientras no tengan los permisos necesarios. Consultados en la municipalidad sobre este tema, señalaron que es probable que las patentes del casino se vean en la próxima reunión del concejo.

Consultados los miembros del concejo sobre este tema, Verónica Castillo sostuvo que le quedan dudas sobre lo expuesto por las direcciones de Obras y Jurídica. Aseguró que le parecen “insólitas” las explicaciones. “El tema de la patente de alcoholes de Kuden S/A me preocupa y me preocupa aún más que el departamento Jurídico dice que tenemos que aprobar esa patente por que estaríamos perdiendo nuestro patrimonio municipal y me pregunto ‘¿Martabid y Magisur no son pérdidas de patrimonio municipal por su mala gestión?’ Que nos vengan a presionar así lo encuentro una falta. Que el DOM diga que tienen todo al día, me parece insólito. Estoy esperando que nos envíen más la información”, argumentó molesta y luego agregó: “Yo lo lamento pero las cosas deben ser parejas para todos,sin privilegios y este tipo de empresas deben dar el ejemplo y nosotros hacer nuestro trabajo como fiscalizadores”.

Daniela García, en tanto, señaló que quedó a la espera de la información complementaria que debe enviar el departamento Jurídico para analizar más en profundidad el tema de la patente de alcohol del casino. “Personalmente debo corroborar  la información que dio el abogado de que está en norma el renovar patentes aún cuando no hay recepción  definitiva  de obras. Este es el principal argumento que dio el asesor jurídico para renovar las patentes, insistiendo en que mientras no haya causal  de revocación se debe renovar”, dijo y agregó: “El abogado quedó en enviarme la jurisprudencia que demuestra esto y yo en asesoría con otros abogados lo evaluaré”.

El concejal Cristian Hernández, en tanto, fue crítico del actuar de la empresa a la que acusó de buscar “resquicios legales” para cumplir con sus objetivos. “A diferencia de muchos comerciantes, Enjoy Siempre ha buscado el resquicio legal, las interpretaciones y otros argumentos para cumplir su cometido. Cuando todos esperamos que como empresa ancla en la comuna hagan las cosas bien”, explicó y luego agregó: “Lo que es realmente preocupante, es que pongan a los trabajadores como medio para alcanzar sus fines.  Cuando lo lógico es tener todo en regla, con claridad y al día. De esa forma blindar la seguridad laboral”.