Alcalde Barra envía consulta a Contraloría por remoción de administrador municipal

La acción se respalda con un informe jurídico que apunta a que el procedimiento liderado por cinco concejales tenía problemas de forma. Rodrigo Ortiz está de vacaciones, pero aún sigue siendo funcionario municipal. Daniela García acusa una “maniobra de dilación”.

CONCEJO.- La imagen muestra el momento exacto en el concejo municipal de la semana pasada cuando los cinco concejales pidieron la salida del administrador. La mesa tiene programada una nueva reunión para la próxima semana.

Sin duda que fue el hecho político noticioso que cerró el año en Pucón: la remoción del administrador municipal Rodrigo Ortiz; luego que cinco concejales (entre ellos Claudio Cortez, quien milita en el mismo partido que el alcalde Carlos Barra) firmaran una carta y forzaran una votación en la que le quitaron su confianza por una serie de hechos que, según ellos, ponían en cuestionamiento la labor de Ortiz. Pero la telenovela pareciera no querer terminar. Esto, porque luego de la fiesta de Año Nuevo se conoció que el alcalde realizó una consulta a la Contraloría para definir las acciones a seguir. Y sin la respuesta del organismo no firmaría el decreto para removerlo.

El punto, según se explicó, pasa porque luego de la votación del miércoles pasado, Barra encargó un análisis jurídico de la situación al abogado Edmundo Figueroa. El documento, al que tuvo acceso La Voz…, si bien reconocía la autoridad legal que tenían los concejales para remover al administrador, sí hacía reparos en la forma. Según el informe de Figueroa, la solicitud de remoción debe ser incluída con, al menos, 48 horas de anticipación en la tabla del concejo ordinario o, por el contrario, puede ser materializado en un concejo extraordinario solicitado para tal situación. El punto es que en este caso, la solicitud fue realizada con un alto nivel de sorpresa en la sección de puntos varios, al final de la reunión por el edil del PC, Ricardo Cortés.

Es decir, la consulta del alcalde a la Contraloría apunta a definir si el movimiento de los concejales al pedir la salida de Ortiz cumplió con la formalidad. En todo caso, la consulta al organismo busca ganar algo de tiempo, ya que por ahora nadie cuestiona el fondo del asunto, el que estaría respaldado por la Ley. En los hechos, se explicó que Rodrigo Ortiz está haciendo uso de sus vacaciones, pero que sigue siendo funcionario municipal y en el cargo nombrado por el alcalde Barra.

La Voz…, consultó a los ediles sobre la decisión de Barra, pero solo la independiente Daniela García se refirió al tema. Según ella, la normativa es clara y que el procedimiento estuvo ajustado a derecho. La normativa es clara en el quórum necesario para remover al administrador y especifica que puede ser en sesión extraordinaria u ordinaria pero no ahonda en detalles del ‘cómo’, pero hay suficiente jurisprudencia que avala nuestra forma”, dijo y luego agregó: “Lo fundamental aquí es la estrategia de dilación que asume el municipio, lo que solo demuestra su nula voluntad de escucha a la ciudadanía que demanda renovación y actualización a los tiempos. Con este actuar el alcalde deja en manifiesto que no está dispuesto soltar su poder ni su modus operandi”.

Apoyo RN

En las últimas horas del año que se fue también se conoció un comunicado de Renovación Nacional (RN) Pucón, en el que lamentaban la situación vivida por el administrador, de quien dicen valorar positivamente su trabajo. Asumen, eso sí, que los concejales tenían la facultad de hacerlo, aunque también reparan en la forma. Además aclaran que no tomarán ninguna acción interna en contra del concejal de la colectividad, Claudio Cortez.

“Como directiva comunal no aplicaremos ni se ha pensado en ningún tipo de sanción interna que pudiera afectar a nuestro actual concejal Sr. Claudio Cortez Guarda como se ha ido especulando en algunos medios de prensa locales. Si bien con su voto se logró el quórum necesario para la remoción (dos tercios de los concejales en ejercicio) en Renovación Nacional respetamos y defendemos siempre la libertad y libre expresión, principios básicos en los cuales creemos y defendemos como garantes mínimos en una democracia como la de nuestro país”, se lee en el texto.