Conflicto entre los guías de rafting y las agencias está en punto muerto

Por ahora las empresas involucradas en la negociación dejaron de vender la actividad que funciona en un diez por ciento en comparación a la misma fecha en un verano normal.

AL MÍNIMO.- Solo unas pocas agencias están realizando el servicio de raftinng en el río Trancura. Se estima que la actividad está en un 10%.

Si bien hubo un intento de llegar a un acuerdo, éste no se produjo. Por lo mismo, el conflicto que mantiene enfrentados a los guías de rafting y a los empresarios dueños de las agencias se mantiene. Y las diferencias en los pagos, hasta acá, pareciera que es muy difícil de consensuar. El punto es que si bien los guías apuntan, además de aumentar la paga por bajada, a mejorar condiciones laborales y de seguridad. Pero el punto de inflexión es que los guías quieren pasar de $20 mil a $30 mil en el Trancura Bajo y de $25 mil a $40 en el alto; pero los empresarios ofrecen una mejora en $25 mil para el bajo y $35 mil en el alto, libre de impuestos. 

El problema es que, al parecer, las conversaciones quedaron en punto muerto y las agencias apuntan a promover otras actividades y eliminar el rafting de su parrilla. “Vamos a promover otras actividades no más, la única agencia que está realizando rafting es Kayak Pucón, pero porque sus mismos guías son los dueños, las otras agencias lo van a descartar, porque es muy abrupto el cambio y no se le puede subir tanto las tarifas a las personas”, explicó Eduardo Vergara, dirigente de la agrupación de agencias.

Otro elemento relevante en la frustrada mesa de negociación es la posibilidad de acceder a seguros que cubran a los trabajadores del río en caso de accidentes. El problema es que, según Vergara, no existen aseguradoras dispuestas a dar cobertura a personas con actividades de riesgo. “Solo les pedimos que hagan boletas de honorarios o contrato de trabajo así pueden tener salud en caso de accidentes”, señaló.

El conflicto, por ahora, no tiene luces de llegar a puerto por las diferencias en las posiciones. Mientras, según conocedores de la actividad, la actividad funciona al 10% aproximadamente para fechas similares en veranos normales. Es decir, de las cien balsas en promedio que bajaban a diario en temporada alta, ahora lo hacen solo diez.