No se sabe lo que se tiene hasta que se pierde

*Por Omar Cortez

“Mi táctica es ser franco y saber que sos franca y que no nos vendamos simulacros para que entre los dos no haya telón ni abismos”. (M. Benedetti).

El diálogo político es fundamental para la creación de una sociedad que pretenda regular y facilitar el desarrollo de distintos grupos de personas u organizaciones que coexisten en un mismo territorio. Es la manera de poder fijar prioridades relacionadas con las necesidades de las personas y sin duda delimitar el cerco de lo que está o no permitido realizar al interior de una comunidad. 

La última semana del año pasado se vivió un hecho llamativo en el municipio de Pucón. El administrador municipal, hombre de absoluta confianza del Alcalde por muchos años, era notificado vía transmisión de Facebook Live que ya no contaba con la confianza y en el uso de sus facultades, el concejo municipal por amplia mayoría, lo removía, cuestión que está ampliamente informada por los medios de la comuna. 

¿Qué viene para ahora? Pretendo interpretar algunas señales que he observado en el último tiempo y tratar de proyectar lo que viene: primero, no es sorpresa lo sucedido. Desde el día de las elecciones esta idea siempre rondó en la opinión pública, ya que el bloque de 4 concejales se la tenía “prometida” a esta administración. Lo que llama poderosamente la atención es como en un semestre completo nadie construyó puentes de diálogo para a lo menos intentar revertir lo inminente. Peor aún, se dieron en el municipio el lujo de alejar un voto clave, el RN Claudio Cortez Guarda. El mensaje debe ser observado en toda su magnitud. El tono debe cambiar. 

Lo último es relevante, si se pretende conservar un ambiente en la municipalidad que favorezca los acuerdos que van en beneficio de la comunidad y no se transforme en un campo guerra fratricida, con una doble administración municipal, entre el concejo y el alcalde, las partes deben ser prudentes en el futuro cercano ya que las defensas corporativas no van a tener efecto en intentar oponerse a la destitución del administrador, no se puede borrar lo sucedido con el concejal Avilés y por otra parte, el “BLOQUE” debe tener presente que en términos de resultados electorales no superan la cantidad de votos que cuenta el alcalde electo. Tratar de sacar alcaldes por secretaría sin los méritos objetivos suficientes, puede ser un ejercicio nocivo y debilitador de la democracia, que me imagino que ninguno se hará cargo en el futuro. 

Para finalizar quiero expresar que veo legítimo cada uno de los actos realizados por el concejo municipal en pleno (7 miembros) y que estamos expectantes sobre cómo se desarrollarán los futuros y relevantes meses, confiado que siempre pondrán a Pucón en el centro de sus decisiones. 

“Pucón Siempre Adelante”.

*Omar Cortez es ex concejal y actual asesor en políticas públicas.