Municipalidad cifra en un poco más de $38 millones monto que se le debe pagar a ex administrador luego de fallo que ordena reintegrarlo

Concejo municipal fue citado a reunión extraordinaria para este lunes para materializar la modificación del presupuesto que permitirá entregarle el dinero, correspondiente a los sueldos de enero a octubre de 2022, a Rodrigo Ortiz. Plazo para cumplir la disposición judicial vence el próximo miércoles. 

OFICINA.- Esta oficina de la Administración municipal podría tener nuevo ocupante a partir del próximo miércoles cinco de septiembre.

Luego de dos sendos fallos favorables en las cortes de Apelaciones y Suprema llegó el momento de cumplir las sentencias judiciales. Por lo mismo, el ex administrador municipal Rodrigo Ortiz deberá ser reintegrado a sus labores a más tardar el miércoles 5 de octubre. Pero más que eso, el mismo organismo público cifró en $38 millones 426 mil el monto que deberá pagársele al funcionario (correspondiente a los sueldos de enero a octubre de 2022), luego de ser apartado de su cargo en diciembre pasado.

Rodrigo Ortiz, considerado como el “brazo derecho” del alcalde Carlos Barra, fue removido de su cargo por una resolución del concejo municipal; luego de que el denominado “bloque opositor” de concejales (Armin Avilés, Daniela García, Verónica Castillo y Ricardo Cortés), más el oficialista Claudio Cortez; se unieran y acusaran una “pérdida de confianza” del funcionario imputándole una serie de hechos catalogados como “irregularidades administrativas”. Luego de eso Ortiz ingresó un recurso de protección a la Corte de Apelaciones de Temuco; tribunal que le dio la razón. Esta sentencia fue apelada por el “bloque” (Claudio Cortez se bajó en esta instancia); pero el fallo fue refrendado por el máximo tribunal del país.

Por lo mismo, y luego de ser notificados los involucrados (incluida la municipalidad), la sentencia debe estar ejecutoriada a los cinco días hábiles de la notificación. Es decir, el próximo miércoles 5 de octubre Rodrigo Ortiz debe ser puesto nuevamente en su cargo y el dinero de su sueldo cancelado. O sea, los $38 millones 426 mil según se estipula en la modificación presupuestaria número 22 que debe ser aprobada por los concejales, a la cual tuvo acceso este medio.

Es en ese contexto que se citó a una reunión de concejo extraordinaria para este lunes. El objetivo es que los ediles puedan dar luz verde a la modificación de presupuesto necesaria para pagarle a Ortiz. Si bien, según se supo, hubo cierta reticencia de algunos concejales para participar del encuentro (por los plazos de citación tan acotados); el asunto se zanjó con una reunión informativa que se realizará a las ocho de la mañana, previo al concejo que se materializaría a las 9 hrs.

La resolución y su ejecución abren una serie de interrogantes que deberían aclararse con el correr de las horas. Lo primero es que, en los hechos, habrá dos administradores. Ortiz y el actual, Carlos Olave. Si bien se dice que Ortiz podría renunciar luego de ser reintegrado, lo anterior es algo que no está claro ni oficializado por el principal involucrado. Hay otro elemento. Ortiz actualmente ocupa un cargo menor al interior del municipio. Por lo mismo, algunos concejales han planteado informalmente que el monto a pagar no deben ser los $38 millones 426 mil; sino que la diferencia de ese monto y el actual sueldo. Otro elemento que tampoco está claro es si la municipalidad va a perseguir el reembolso del dinero pagado a Ortiz. Esto, debido a que existe un evidente menoscabo a las arcas municipales por la acción (mal ejecutada según los fallos judiciales) de los concejales que propiciaron la salida del funcionario.