Caso ex administrador: Suprema rechaza apelación de concejales y Rodrigo Ortiz debe ser reintegrado en su cargo

Ministros mantienen firme decisión tomada por la Corte de Apelaciones de Temuco en torno a que el proceso adoleció de problemas de forma y lo catalogó de “ilegal” y “arbitrario”. Por ahora resta conocer el futuro del funcionario, quien se desempeña en otra labor al interior de la organización pública.

La Corte Suprema de Santiago rechazó la apelación presentada por los cuatro concejales del denominado “bloque opositor” (Ricardo Cortés, Daniela García, Armin Avilés y Verónica Castillo) en el caso de la remoción del que fuera administrador municipal (y considerado el “brazo derecho” del alcalde Carlos Barra), Rodrigo Ortiz. Lo anterior implica que se mantiene firme la resolución de la Corte de Apelaciones de Temuco conocida el 14 de julio pasado que ordenaba reintegrar al ex administrador y pagar íntegramente su sueldo desde su salida.

La resolución de la Suprema mantiene la posición en torno a que si bien el concejo municipal tiene la atribución para remover al administrador municipal debe adecuarse a las formas establecidas en las orgánicas legales y administrativas. Y en este caso eso no sucedió según el máximo tribunal del país. 

“Sólo cabe concluir que la decisión tomada por la autoridad del caso, y expresada en el acto impugnado, fue adoptada de manera arbitraria y además ilegal, esto es, en contra de las disposiciones que específicamente regulan el ejercicio de tal facultad, conculcándose además el principio de contradictoriedad, al privar al actor de la oportunidad de oponerse, efectuar alegaciones y acompañar antecedentes que considere pertinentes y admisibles”, se lee en el fallo, el que agrega: “Que en razón de lo anterior resulta procedente acoger la acción, por cuanto se ha transgredido la garantía constitucional de la igualdad ante la ley y que toda persona en el evento indicado tiene el derecho a ser oído de forma previa a la adopción de una determinación desfavorable”.

El punto es que luego de rechazar la apelación y confirmar la resolución del tribunal de alzada, el fallo firmado por los ministros Sergio Muñoz, Ángela Vivanco, Jean Pierre Matus, Adelita Ravanales y Mario Carroza, señala que para remover a Ortiz los concejales deberán informarle a Ortiz las imputaciones y cargos que propician la decisión y se le deberá dar la oportunidad al cuestionado funcionario de ser oído. Es decir, la resolución de los concejales tuvo problemas de forma y no de fondo.

La salida de Rodrigo Ortiz se generó a fines del año pasado, cuando el concejal del PC, Ricardo Cortés leyó una declaración en su turno en los puntos varios en los que se le imputaban a Ortiz una serie de irregularidades y que, en vista a una mayoría entregada con el voto del oficialista RN Claudio Cortez (quien después sostuvo que había cometido un error y no se sumó a la apelación), consiguieron la remoción. Luego de eso, el funcionario (quien fue recontratado en otro cargo y con una remuneración menor) interpuso un recurso de protección, en el que alegó problemas en la forma. Esa es la misma causa que ganó en la Corte de Temuco y que ahora refrendó la Suprema. 

Eventuales efectos

Ahora resta conocer los efectos que la decisión tendrá en la administración municipal. Esto, porque si bien el fallo ordena el reintegro, ya hay un administrador en funciones, Carlos Olave. También hay que observar la reacción del bloque de concejales opositor y chequear si, en el caso que sea reintegrado, insistirán con la remoción al tomar en cuenta que perdieron el voto de Claudio Cortez. 

Por hora y pese a que La Voz… consultó tanto a los concejales, como a la municipalidad y también al ex administrador, nadie quiso dar alguna declaración oficial. Trascendió, eso sí, la posibilidad de que Ortiz sea reintegrado y luego renuncie en el acto. Hay que definir, además, el tema del pago de las remuneraciones adeudadas como administrador desde enero de 2022. Surgen algunas inquietudes en torno a si corresponde el pago total o solo la diferencia en base al sueldo que actualmente recibe el funcionario. Además, si la administración pública irá sobre los concejales que destituyeron a Ortiz para que reintegren el dinero. Por ahora, la historia continuará.