Plan de desarrollo sustentable costará un poco más de $77 millones y estará dividido en tres etapas

Convenio entre la municipalidad, fundación Sustenta Pucón y la Universidad Católica está aprobado y será firmado en los próximos días

Por Rodrigo Vergara/ Fotografía Twitter @zonalacustre


En la etapa final previa a la firma se encuentra el convenio tripartito que realizará la municipalidad local, la fundación Sustenta Pucón y la Universidad Católica, con el fin de obtener un plan maestro de desarrollo sustentable para la comuna. El convenio, que ya está aprobado por el concejo municipal,  establece una serie acciones entre las partes que apuntarán a definir líneas de trabajo que logren generar un instrumento que permita ordenar, coordinar y priorizar la gestión de las autoridades locales y regionales en relación a la zona.

El costo total de la implementación del Plan Maestro, desde su diseño hasta la implementación, será de 2.700 UFs ($77.187.600 al valor de la UF de este miércoles), de los cuales 600 UFs ($17.152.800) serán aportadas por la municipalidad puconina, otras 600 por Sustenta Pucón y el resto, es decir 1.500 UFs ($42.882.000) deberán ser gestionadas por la fundación (con apoyo municipal) enfocados en recursos concursables del Estado.

Según lo que se establece en el convenio, el Plan de Desarrollo Sustentable permitiría consensuar un diagnóstico compartido; una visión a largo plazo de lo que se quiere y asegurar las acciones para conseguir los objetivos planteados, entre otras cosas.

Espacio Disponible

El plan maestro, según el convenio que debería ser firmado durante la próxima semana, está dividido en tres etapas. La primera apunta diagnóstico integral territorial. “Es una fase inicial de sistematización y análisis de la información urbana y territorial existente. Además es la fase de acuerdos entre el municipio y otros actores privados y públicos respecto a los alcances territoriales y las prioridades que deberán ser abordadas en forma integrada con el plan”, dice en el texto. Esta etapa tendrá una duración de tres meses.

La segunda etapa se denomina de “visión de desarrollo urbano” y, según el documento: “Consiste en establecer los objetivos y metas del plan, para identificación del mejor escenario de desarrollo futuro, la definición de imagen objetivo y los lineamientos sobre el paisaje, edificación, urbanización, infraestructura y usos del territorio esperados a largo plazo (20 años), a partir de datos de tendencias y de acuerdo a los talleres participativos”. Esta etapa durará, en principio, dos meses.

La tercera etapa es el “plan maestro” y, de acuerdo al convenio, consiste en: “Definir y aprobar en forma participativa una agenda de acciones necesarias para implementar la visión de desarrollo urbano. Se traduce en una priorización de acciones vinculantes necesarias para implementar la visión urbano territorial, propuestas de normativas, proyectos de infraestructura, áreas verdes o mejoramiento ambiental y la regulación del tránsito y el uso de los bienes nacionales de uso público”. Se estima que tendrá una duración de cuatro meses.

El convenio establece, entre otras cosas, que la municipalidad promoverá la participación ciudadana en el proceso de realización del plan en las tres etapas.