Alcalde Barra interviene Departamento de Salud y saca de sus cargos a profesional cercana a la directora

La odontóloga Denisse Zavaroni, quien leyó polémica carta frente al concejo municipal, fue relevada de los equipos que lideraba y sólo quedó cumpliendo labores propias de su actividad.

Por Rodrigo Vergara

 

Un golpe de autoridad. Así fue interpretada la decisión del alcalde Carlos Barra de decretar la salida de la doctora Denisse Zavaroni de sus asignaciones como encargada del equipo transversal y de odontología en la Dirección de Salud Municipal. La resolución fue comunicada durante la mañana de este martes 28 de agosto a través del memorándum número 94, en que se señalaba que Zavaroni sería reemplazada por el kinesiólogo Francisco Pérez en el equipo transversal (debe cerciorarse del buen funcionamiento de los sistemas de apoyo a los profesionales) y por Carlos Vittoriano quien liderará el programa de odontología. Todo esto en el nuevo Centro de Salud Familiar (Cesfam).

La decisión no es menor, ya que en los hechos Barra interviene la Dirección de Salud municipal, luego de la polémica de hace dos semanas con su directora Vivianne Galle. La profesional, molesta con lo que, ella consideró, como las trabas puestas por otros directores municipales para entorpecer su gestión, dio una entrevista a La Voz…, en la que mostraba su inconformidad y su decisión de dejar el cargo una vez que pudiera ubicarse en otro trabajo. El hecho generó un conflicto y una crisis al interior de la administración pública local en la que el edil sostuvo en un comunicado de prensa que aceptaba la renuncia de la funcionaria. El problema es que Galle nunca ha renunciado y ha reiterado en varias oportunidades que sólo dejará el cargo cuando ella lo decida, ya que fue contratada por concurso público y no es funcionaria de exclusiva confianza del alcalde. Es decir, irse o no es una potestad que, por ahora, sólo tiene la directora, quien solamente puede ser destituida mediante un sumario administrativo.

Pero no es el único elemento de esta trama. La doctora Zavaroni fue la funcionaria que leyó la polémica carta delante del concejo municipal en pleno. En ella se detallaba una serie de complejas quejas en contra de la dirección de finanzas, obras y administración municipal. Por lo mismo, se considera a la odontóloga como una persona de extrema confianza de Vivianne Galle y su salida es leído como un golpe para su círculo más cercano.

Espacio Disponible

En todo caso, los cercanos al alcalde explican que la decisión pasa, necesariamente, por retomar el control del departamento de salud, luego del conflicto vivido con la directora. El problema es que, por ahora, Vivianne Galle es inamovible de su cargo lo que, obviamente, es una situación compleja para el alcalde.

Durante la mañana del martes, en la cesión del concejo municipal, el alcalde Barra manifestó la intención de aprobar la aplicación del artículo 45 de la ley que regula la salud municipal a 13 funcionarios encargados de las rondas rurales. Con esto, los miembros de este equipo verían aumentados sus ingresos mensuales entre $80.000 y $100.000 dependiendo de su labor. Pero aún debe definirse si este mismo artículo se puede aplicar al ingeniero Roberto Hueche, quien estaba a cargo del sistema de mantención del recientemente inaugurado Cesfam. Hueche está bajo un régimen de honorarios y la idea de Vivianne Galle era que pasara a un contrato anual con el que podía tener responsabilidad administrativa y gente a su cargo. El tema era que debía entrar en un grado 15 de la escala única de sueldos, lo que significaba un detrimento de sus ingresos mensuales. Por lo mismo, el artículo 45 posibilitaría que pudiera igualar sus remuneraciones por el aumento de asignación. Por lo señalado durante el concejo, es más difícil que los ediles aprueben esta última situación.

Consultada la municipalidad, la Unidad de Comunicaciones señaló que la decisión se tomó en base al cumplimiento a la Ley Orgánica Constitucional de Municipalidades, la que apunta a que el alcalde como jefe superior de los servicios tiene la facultad de realizar las reestructuraciones que le parezcan pertinentes y necesarias en cualquiera de las direcciones y departamentos dependientes del sistema municipal.