Guías sostienen que estatutos les permiten cobrar honorarios y responsabilizan a administrador municipal por deuda del evento

En un extenso documento subido a su fanpage de Facebook, la agrupación organizadora del torneo hace sus descargos por los cuestionamientos surgidos luego del rechazo de la rendición de cuentas del evento. Concejal Cortez dice sentir “un cierto grado de vergüenza”.

 

El día que se realizó el lanzamiento del campeonato nacional de rafting en septiembre pasado.

La Asociación de Guías de Rafting realizó una serie de descargos, luego de conocida la información sobre el rechazo de su rendición de gastos por el torneo nacional de la especialidad, celebrado en septiembre pasado. Todo esto, en un documento de más de 20 páginas y otros tantos anexos subidos a su fanpage de Facebook. En el extenso texto, además de relatar el cómo se gestionó y se le dio vida a la actividad, también explican el por qué y en base a qué es que deciden pagarle honorarios a la directiva de la asociación. Esto último es uno de los elementos que está bajo la lupa de las autoridades de control de la municipalidad.

En el documento subido por los guías se explica que la idea de gestionar apoyo para el nacional comenzó a materializarse a principios de abril. En esas fechas piden una reunión al concejo municipal para llegar hasta un encuentro con otros 15 clubes con un patrocinio de la municipalidad a modo de respaldo. Esta reunión se desarrolló, según el documento, el pasado 27 de abril en las cabañas Valle Pucón, camino a Quelhue. “El fin de contar con este apoyo (el patrocinio municipal) era simplemente para poder llegar a la reunión de clubes que se desarrolló el 27 de abril del presente año con un respaldo. Con la participación de más de 15 clubes deportivos, es que se decide desarrollar bajo votación unánime el evento en Pucón los días 26, 27, 28 y 29 de septiembre de 2018 y que además, sería la Asociación de Guías de Rafting, quien se haría cargo de la organización de éste”, se lee.

Luego de esto, los organizadores buscan aportes y patrocinios en diferentes estamentos del gobierno regional. Y ya el 28 de junio, según se lee, toman una decisión importante: “El día 28 de junio se desarrolla una reunión de directorio del gremio de Guías, en donde se dan a conocer los avances en cuanto a patrocinios obtenidos y las gestiones que se están realizando. Además, indicando en uno de los puntos tratados que, si se logra la obtención de los recursos, habría pagos hacia los directivos. Dichos acuerdos están estipulados en el acta de directorio considerando siempre que esta aprobación debe pasar por la asamblea”.

Pero conseguir los cerca de $25 millones necesarios, no sería algo fácil. Esto porque en una reunión materializada el 4 de julio, los guías expusieron ante el Consejo Regional (Core), pero no hay acuerdo. En una segunda reunión, explican, se logró llegar a puerto. O al menos, se vislumbraba la posibilidad de llegar a uno: la municipalidad pondría el dinero, si el Core se comprometía a devolver los recursos a posterior. “Es en esta reunión que el señor Miguel Chaparro (ex Dideco), manifiesta que debido a que no existía una línea de financiamiento, como por ejemplo un Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR), que pudiese otorgar antes del campeonato, se debía tomar una decisión y es en ese momento que el Dideco ofrece su apoyo a la Asociación”, dice el texto, el que agrega que Chaparro se comunicó con el administrador municipal Rodrigo Ortiz, quien le habría señalado que si el Core se compromete a devolver los recursos, la municipalidad podría aportarlos: “Este fue el acuerdo base en que la Asociación de Guías puede finalmente comenzar a proyectar el evento”.

Así las cosas, se profundiza en la intención de pagar los servicios de los organizadores y directivos de la Asociación. “El día 26 de julio, ya con la información clara en cuanto a los recursos obtenidos, es que se cita a una asamblea mostrando los avances y se define el pago de servicio de los directivos y de todos aquellos involucrados en relación a la seguridad, jueces, organización general, logística, voluntarios, entre otros”, se señala y se agrega, además, el argumento legal que —según su interpretación— les permite hacerlo: “Se redacta en el acta que: basándose en la ley 20500 en su artículo 551-1 de la ley de asociaciones según el código civil, en donde se indica que los directores no pueden ser remunerados a no ser que en los estatutos indique lo contrario y comprobando que en nuestros documentos no se prohíbe y en el artículo 3 letra d, que indica que la Asociación promoverá la creación de nuevas fuentes de trabajo enmarcadas en el art. 2. Sí existirá una retribución a los encargados de la organización, por conceptos de organización, gestión y trabajo previo y durante el evento”.

Pero el convenio entre la municipalidad y el Core no prosperaría. Según la versión redactada por los guías, esto se debió por “existir temor” de parte de los administrativos de la entidad pública local. Así las cosas, se llegó a la conclusión —según se explica—, si es que se lograba recortar el presupuesto, la municipalidad pondría directamente los recursos. Así fue como se llegó a la suma de $18.450.000. Todo esto queda a firme por un acuerdo del concejo en pleno el 28 de agosto que decide apoyar la suma.

Luego de eso, la carta de la Asociación de Guías da cuenta de una serie de situaciones que, a juicio de ellos, les lentificó el acceso a los recursos y responsabilizan, directamente, al administrador municipal Rodrigo Ortiz, de las demoras. Además, explican, que aún mantienen una deuda de más de $5 millones 600 mil: “Con respecto a las gestiones no cumplidas por parte del administrador municipal es que la Asociación de Guías de Rafting de Pucón en estos momentos cuenta con una deuda de $5.632.389 considerando además que somos una organización sin fines de lucro, al Sr. Rodrigo Ortiz parece no importarle y se hace el indiferente a las gestiones que él mismo asumió sin dar respuesta alguna”.

 

Concejal Cortez: “Siento un cierto grado de vergüenza”

En tanto el concejal Omar Cortez, quien partió con las críticas por el supuesto uso político de la premiación final del evento, también emitió opinión, primero en su Facebook y luego en conversación con La Voz…. Señaló sentirse sorprendido por los antecedentes conocidos. “Mi sorpresa ha sido mayor porque no esperaba por ningún motivo que se rechazara la rendición. Siento un cierto grado de vergüenza porque no es posible que la dirigencia haya prestado servicios. Primera vez que tengo registro de que en algún club el presidente boletee con recursos de proyectos. Es una situación, al menos desde la ética, reñida con las buenas prácticas”, expresó el concejal, quien agregó: “Tengo entendido que pudiera haber un resquicio legal, pero que se está estudiando y es materia por resolver, pero desde el punto de vista valórico me parece que es improcedente”.

El edil, además, señaló que ingresó un oficio dirigido al alcalde Barra, en el que le pide dar un pronto cierre al sumario que se abrió por esta actividad, el que está unido al del pasado evento de nieve, Snowfest. Esto, porque algunos nombre de funcionarios se repiten en las organizaciones de las actividades. “Creo que es importante poder esclarecer todo aquello porque me parece que estamos frente a situaciones que pueden golpear muy duro los procesos de apoyo de parte del concejo municipal a los eventos que se realizan en esta comuna. Puede quebrar importantemente las confianzas”, sostuvo.