Empresario de las motorhome en la playa asume que cometió errores

Organismos técnicos abren investigación por eventual intervención en el río y la maquinaria que trabajó en el lago y apuntan a que Jorge Ruddoff debe solicitar una pertinencia ambiental para el proyecto.

 

El empresario Jorge Ruddoff (al centro con gafas y gorra) explica ante los servicios sectoriales su proyecto.

“No reconocerlo sería pecar de soberbio”. La frase del empresario Jorge Ruddoff marcó la mañana de este martes. Y la dijo frente a los medios de prensa que se encontraban en el sector desde donde surgieron las imágenes del domingo en la tarde que mostraban máquinas en el borde del lago cortando los sauces, en la zona de la desembocadura de los ríos Plata, Trancura y El Claro. Y las palabras de Ruddoff cerraban una oración en la que el hombre reconocía un error. O varios, luego de que estallara la polémica, la municipalidad detuviera las obras y convocara a una reunión en el mismo lugar en la que participarían Conaf, la Dirección General de Aguas (DGA) y la Capitanía de Puerto. Y todos ellos plantearon el inicio de investigaciones que exponen a Ruddoff, quien planea levantar un sitio de aparcamiento de motorhome o casas rodantes, a eventuales sanciones.

“Si la autoridad nos pide más informes y más estudios, no tenemos por qué no hacerlo porque sabemos que el proyecto es bueno. El proyecto es ecológico. Son 70 hectáreas de parque donde van a haber pistas de trekking, de mountainbike. Queremos darle una salida a la gente del rafting por los tacos que tienen a la altura del aeropuerto y esto es una buena manera de poder llega”, explicó.

El punto es que luego del encuentro de los diferentes organismos quedó claro que la DGA abrirá una investigación para ver si se intervino el río El Claro y por qué ingresaron las máquinas al lago. La Armada también deberá emitir un informe a la Superintendencia de Medio Ambiente y en la municipalidad Ruddoff deberá solicitar un Certificado de Informes Previos (CIP) para establecer qué puede hacer en esa zona inundable del lago. En fin, lo más tangible es que en un corto plazo el empresario debe solicitar una pertinencia ambiental. Es decir, debe consultar al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) si es necesario hacer un estudio de impacto, una declaración de impacto o, por el contrario, no es necesario.

Según Evelyn Silva, directora de la unidad de Aseo y Ornato y Medio Ambiente de la municipalidad está convencida que el proyecto debe, necesaramente, ingresar al sistema de evaluación. “El proyecto que ellos pretenden realizar acá sí debiera ingresar a evaluación ambiental”, sostuvo enfática.

Espacio Disponible

Ruddoff,en todo caso,se mostró llano a hacerlo. Al menos a pedir la pertinencia, aunque señaló estar confiado en que no será necesario ingresar al sistema: “Estoy seguro que la pertinencia nos va a decir que no va a ser necesario (ingresar al sistema)”. Ruddoff sostuvo que, a su juicio, su proyecto de aparcamiento de casas rodantes viene a rescatar un sector que, según él, estaba abandonado y era usado por campistas furtivos, delincuentes y basurero. “Este sector de Pucón estaba abandonado. En el verano hay delincuencia, basura. Lo ocupan de baño y si, ustedes me permiten, eso sí que es contaminación. Lo que estamos tratando de hacer es algo que claramente es mejor para Pucón en todo sentido”, acotó.

Sobre el conocimiento previo del administrador municipal, Rodrigo Ortiz, dado a conocer por este medio; Ruddoff mantuvo sus dichos y sostuvo que el funcionario le había señalado que no era necesario pasar por otras unidades municipales. Desde el lado de la municipalidad, Evelyn Silva sostuvo que la reunión con Ortiz no fue registrada correctamente por la Ley del Lobby. “No había ningún registro oficial del proyecto que ellos querían realizar”, acotó Silva.