Obras en pasaje del Cesfam podrían estar listas en abril

Los transeúntes y automovilistas viven continuas molestias por, lo que dicen, es la falta de ordenamiento mientras duren los arreglos. El tema se complica con la entrada a clases del Colegio Liahona.

“No sé qué pasa es un trabajo como para 10 días. Y es un desastre. En esta misma cuadra está el Cesfam, Colegio Liahona y centro de abastecimiento del Cassis y Lipigas. En unos días comienzan las clases y les aseguro que esto será un caos. De verdad que muy mal el contratista trabajando”.

Las palabras son de Sonia Menin, quien se contactó con La Voz…, para manifestar su molestia por lo que, ella considera, es la demora en la entrega del pasaje Kachelle. Y las palabras parecieron ser una profecía autocumplida. Eso, por una serie de problemas generados por las dificultades en el tránsito y los peatones. Es decir, es cosa de pararse en el mencionado pasaje (que une el Camino Internacional con Variante Internacional) unos minutos para darse cuenta del desorden que existió la semanas previas al inicio de clases. El problema se generaba, principalmente, por que solo existía una vía habilitada y nunca estuvo claro el ordenamiento y flujo de la calle. No se sabía si el tránsito iba desde Camino Internacional hacia Variante o viceversa. Y con el inicio de las clases, el pasado miércoles en el Liahona, la cosa se complicó.

Consultado la Secretaría de Planificación Municipal, señalaron que la empresa (Ingeconsur) tiene plazo hasta abril para entregar los trabajos. Además, que el arreglo de esta calle corresponde a un programa global de pavimentación participativa. Y que además de Kachelle, son otras cuatro calles en Pucón. Y, además de eso, los trabajos se expanden a otras cuatro comunas de la región (Villarrica, Loncoche, Gorbea y Carahue). Con todo, desde esta unidad municipal se solicitó el ordenamiento con cierres y banderilleros para evitar, en parte, los problemas generados los días y semanas previos. Además de eso, se dejó el tránsito sólo desde Variante a Camino Internacional. También es probable que se defina, definitivamente, cerrar la calle a flujo vehicular mientras duren los trabajos. En total son 500 metros lineales de calle y veredas que se deben mejorar.

Desde la unidad de comunicaciones de la municipalidad señalaron que si bien la empresa está en plazo, el alcalde solicitó un apresuramiento. “Dichas obras aún se encuentran dentro de los plazos establecidos para su ejecución, por lo que no existe motivo alguno para aplicar sanciones o u otro tipo de medidas respecto de ello. Sin embargo, fue el mismo Alcalde Carlos Barra, quien comprendiendo la preocupación de los vecinos, señaló que a pesar de que la empresa ha obrado según contrato, personalmente solicitó que estos trabajos pudiesen ser aceleradas. Todo lo anterior, con miras a dar tranquilidad a los residentes, así como lograr la normalización del tránsito vehicular en un sensible punto de la comuna por estar allí ubicado el Cesfam Pucón”, explican.