Los desconocidos detalles del impacto por la bomba mediática que le explotó al alcalde luego de reportaje de ChV

Un complejo escenario se le presentó al edil la mañana siguiente a la emisión de la pieza periodística. Estrategia pasó por responsabilizar al Estado por la ausencia de planificación, tratar de obtener apoyo del concejo y salir a responder con un incendiario video que expone a la directora de obras.

Un concejo municipal extraordinario se celebró al mediodía de este jueves. También estuvo la directora de obras, Lorena Fuentes.

Las últimas horas del miércoles y las primeras del jueves no fueron buenas para varios funcionarios municipales, incluyendo al alcalde Carlos Barra. El área de reportajes de Chilevisión hizo estallar una bomba de 14 minutos y 28 segundos en la que criticaba duramente el modelo de desarrollo inmobiliario de segunda vivienda en Pucón y responsabilizaba directamente a la autoridad comunal de la mala planificación y el crecimiento desordenado.Obviamente, luego de la emisión de la pieza periodística producida por el reportero Julio Sánchez, el tema comenzó a replicarse en redes sociales y la bola de nieve comenzó a crecer con un peligro inminente de avalancha.

Ya por la mañana, el ánimo de molestia y rabia se hacía evidente entre los cercanos al alcalde Barra y para el mismo edil. Así las cosas, según se supo, comenzaron una serie de reuniones para definir una estrategia comunicacional y política para salir jugando en medio de una crisis que, al parecer, nadie vio venir. Y el análisis pasó por una serie de elementos. A saber. La revisión a la pieza periodística de Chilevisión apuntaba a que el reportaje estaba muy bien logrado.Es decir, no presentaba puntos débiles que pudiera generarle un flanco a la televisora para pedir, entre otras cosas, un posible derecho a réplica. O sea, en este caso, no se podía atacar al mensajero.

Un segundo elemento en el análisis pasa por asumir que fue un error estratégico que el alcalde no apareciera hablando en el reportaje. Eso, porque su visión política del tema no estaba planteada. Al final, queda como el responsable de la mala planificación y no se defiende. Unido a lo anterior, en el círculo de Barra causó molestia la intervención de la directora de obras, Lorena Fuentes; quien asume una posición técnica y sostiene (con razón por cierto) que ella autoriza debido a que los proyectos cumplen con la normativa vigente.Esto en base a un plano regulador del año 1994. Pero, además, Fuentes señala que la responsabilidad y “potestad de planificación es del concejo y del alcalde”. Y esto último causó resquemor. Y Barra lo haría sentir con el correr de las horas. También molestaron e incomodaron las intervenciones de los funcionarios del gobierno, Lucas Palacios, subsecretario del ministerio de Obras Públicas (MOP); de Paz Serra, ex seremi y actual jefa de Desarrollo Urbano del ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu); y de Pablo Artigas, actual seremi del Minvu. Todos, de alguna forma u otra, responsabilizaron a la administración municipal liderada por Barra de la mala planificación.

 

Estrategia de salida

Pero de alguna manera había que salir jugando del problema. Y ya cerca del mediodía se tenía planificada una estrategia para enfrentar la compleja situación. Lo primero, salir a hablar con la prensa y tratar de poner el contrapunto. Si bien el análisis apuntaba a que se perdió la posibilidad de hacerlo cuando correspondía (en el mismo reportaje), sí se podía contrarrestar, en parte, el impacto. Es en ese contexto que el alcalde se dispuso para hablar con diferentes medios, incluyendo una entrevista con el Diario El Austral de Temuco.

Pero para enfrentar a la prensa se debía tener un discurso preparado. Y éste apuntaba a sacarse la responsabilidad de la mala planificación (se asume esto como una realidad) y culpar directamente al Estado. Es decir, enfocar la mira directamente en los diferentes ministerios como el Minvu y el MOP. Al primero, por el retraso en el Plan Regulador Intercomunal (PRI) que imposibilita la materialización del instrumento de planificación comunal.O sea, mientras el Minvu no responda a las observaciones de Contraloría y se aprueba el PRI Villarrica – Pucón; ninguna de las dos ciudades pueden actualizar sus planes reguladores. Y al MOP por la falta de inversión en caminos que permitan descongestionar el flujo, principalmente, en verano.

Pero Barra fue más allá. Decidió llamar a un concejo extraordinario para atacar el problema. Buscaba, según conocedores de la estrategia, un apoyo del cuerpo colegiado completo. Quizás sacar una declaración conjunta rechazando las responsabilidades enrostradas en el reportaje. Pero esto último no se generó. Los concejales tenían opiniones particulares y, en algunos casos, algo lejos de lo que argumentaba el alcalde. El PPD Juan Carlos Gallardo señaló, entre otras cosas que “lo que se dijo ahí no es ninguna mentira”. Opinión similar al del RN Julio Inzunza, quien acotó: “El reportaje dio en el clavo”.

Pero fue el DC Omar Cortez, quien trató de marcar una diferencia mayor. Primero, apuntó a que el tema estaba más cercano a una operación política (de Evópoli, ya que en el reportaje aparece el diputado Sebastián Álvarez y la militante Upi Mehech) que debía tratarse como tal. Aparte de eso, Cortez se manifestó abiertamente a favor del desarrollo inmobiliario. “No podemos reaccionar histéricamente”, dijo y cerró su intervención con: “La explosión inmobiliaria no está matando a Pucón (…) la construcción no sólo ha traído dinero, educación y salud a esta comuna y la ha hecho progresar…”.

Con todo, el concejo terminó cuando Barra señaló que no iba responsabilizar a ninguno de los ediles y que tampoco él era el responsable de lo que ocurría.

 

Video en Facebook y Twitter

Pero faltaba el último elemento de la estrategia. Un incendiario video editado para redes sociales (Facebook y Twitter) en el que aludía directamente  lo sucedido con el reportaje de Chilevisión. La comunicación fue en la misma línea. Culpó directamente a los gobiernos de turno y a las autoridades sectoriales. Pero al final de los seis minutos y treinta segundos que dura la pieza, Barra responsabiliza directamente a Lorena Fuentes por los permisos de edificación.“Es conveniente volver a insistir y aclararle a la ciudadanía que la Dirección de Obras Municipales depende administrativamente del ministerio de la Vivienda. Por lo tanto, los permisos que ahí se otorgan, no es una decisión política del alcalde o del concejo. Es de la directora de obras y ella es la que tiene que asesorar al alcalde y al concejo y por lo tanto lo vamos a revisar”,finalizó Barra el video en el que también participaron otros funcionarios de la administración como la secretaria municipal, Gladiela Matus y el director de control, Walter Carter.

Al cierre de esta edición se esperaba el segundo reportaje de Chilevisión sobre la saturación del lago.