Concejal Hernández: “Es evidente que hay intereses particulares para no aprobar el plan regulador intercomunal”

El edil RN reitera su posición contraria al desarrollo inmobiliario y sostiene, a la pasada, que ha faltado liderazgo en el tema de parte del alcalde Barra. Todo esto en medio de la polémica por el reportaje de Chilevisión.

El RN Cristian Hernández es, directamente, una de las voces más disidentes al interior del concejo municipal en torno al desarrollo inmobiliario. Y Hernández no pierde oportunidad en manifestar su posición cada vez que puede, principalmente en las reuniones de los ediles. Y sus opiniones, generalmente, traen discusiones y algo de polémica, principalmente con el DC, Omar Cortez,  y también con el alcalde Carlos Barra.

Y es en ese contexto, y luego del reportaje sobre el tema publicado en horario prime por Chilevisión la noche del miércoles, que se da un tiempo para hablar con La Voz…. Se mantiene crítico con el modelo de segunda vivienda que está en el ojo del huracán. Acusa falta de liderazgo y plantea que Pucón necesita otro modelo de desarrollo.

 

— ¿Cómo tomas el reportaje de Chilevisión?

“No lo tomo como nada nuevo ni sorpresivo. Desde mi período anterior que vengo hablando, incluso desde la campaña para mi primer período, de la extensión inorgánica. Hablaba de la posibilidad de que con el plan regulador existente podamos normar la densidad; podamos darle sanidad a los callejones que todavía están pendiente en camino internacional. Hay callejones que aún no están urbanizados por que el plano regulador no lo permite. Entonces ahí pudimos nosotros haber ocupado este plano también para normar. Para haber llegado con la dignidad del agua potable y el alcantarillado a los sectores. No es que tengamos que esperar el plano regulador para dar solución a este problema que se viene arrastrando desde hace años. Y el reportaje es bastante certero en las personas que entrevistan. Lamento, eso sí, que quienes deberían ser nuestros aliados, hoy día están haciendo una crítica súper dura a la gestión”.

 

— ¿Te refieres a la gente de Evópoli?

“No sé si Evópoli. No quiero politizar y ni siquiera pensar que es un tema político. Pero nosotros con la Cámara de Turismo deberíamos trabajar directamente. Debería ser nuestro principal aliado en una ciudad turística. Las autoridades partidistas, el seremi (del Minvu, Pablo Artigas) y todos los que salen hablando como que somos un ejemplo a no seguir, es sorprendente”.

 

— Pero sorprendente en qué sentido…

“No es nada nuevo en realidad. Es evidente el crecimiento desmedido que Pucón tiene”.

 

— O sea, lo que a ti te sorprende es que lo digan de esa manera…

“No me sorprende que lo digan, porque todo el mundo lo dice. Es algo evidente”.

 

— Entonces, ¿qué es lo que te sorprende?

“Me sorprende que la gente que debería buscar soluciones desde el punto de vista del Estado o del gobierno, no lo haga. La Paz Serra (jefa de Desarrollo Urbano del Minvu y fuente en el reportaje) era seremi en el gobierno anterior de Piñera. Me hubiese gustado haber tenido un poco más de voluntad del gobierno del Presidente (Sebastián) Piñera en su primer período para resolver este tema. El actual seremi, Pablo Artigas, ya va a cumplir más de un año de seremi; entonces debería, por lo menos, ser un colaborador para solucionar esto y no mirarlo desde la esfera del centralismo y ver como Pucón se autointoxica. Eso me sorprende. Nosotros, y hablo en mi rol de concejal, hemos pedido los esfuerzos necesarios para poder sacar adelante el (plan regulador) intercomunal y posteriormente el comunal y, efectivamente, el proceso es lento; pero creo que también hay intereses. Yo tengo grabado en mi cabeza cuando vino un señor de un proyecto inmobiliario camino a Villarrica a solicitar un seccional (modificación del plan regulador) para hacer dentro de su proyecto inmobiliario un supermercado. Y yo fui muy crítico al decir que la gestión inmobiliaria de todo su proyecto vino a quebrar la hotelería y el comercio y ahora quiere quebrar a la gente que puede vender como un minimarket o un supermercado. No me parece. Y lo más sorprendente era que quien defendía ese proyecto era María Elena Harcha (ex funcionaria del Minvu), quien desde la dictadura hasta hace un par de años atrás era la encargada de hacer las actualizaciones de los planos reguladores. Es evidente que hay intereses particulares para no aprobar el plan regulador intercomunal. Hay gente que quiere que este proceso del plano regulador intercomunal no avance”.

 

— O sea, ¿tú crees que hay intereses particulares para que el plano regulador intercomunal no avance?

“Creo que sí. Eso fue un ejemplo súper duro cuando vino esa señora acompañando a un empresario”.

 

El actual seremi, Pablo Artigas, ya va a cumplir más de un año de seremi; entonces debería, por lo menos, ser un colaborador para solucionar esto y no mirarlo desde la esfera del centralismo y ver como Pucón se autointoxica. Eso me sorprende…”

 

— ¿Ahora qué tan preponderante es el concejo en la planificación urbana?

“Creo que con el actual plano regulador, aunque esté obsoleto, se puede. Lo que no es permisivo no es una oportunidad para que se desordene todo. Hoy, con el argumento de que está autorizado en el plano regulador, se llega y se construye. No hay una fiscalización. Siempre somos reactivos. Y ahí, en mi rol como concejal, siempre es pedir los informes y documentos. Emplazar la gestión inmobiliaria. En una entrevista anterior yo hablaba de las diferencias que podía tener con el alcalde. Y una es la mirada sobre la gestión inmobiliaria. Yo siempre he dicho que para mí no es ningún aporte”.

 

— ¿Y para el alcalde sí es aporte? ¿Es una posición ideológica?

“No sé si ideológicas. Son miradas comerciales también. Yo encuentro que no aporta en nada. Hay un desequilibrio total. Crecen de forma agresiva. No respetan los impactos viales, la densidad, los metros cuadrados. Hay una cantidad de proyectos que hoy día nos causan los problemas que tenemos”.

 

— Pero esa visión que tú tienes, el alcalde no la comparte…

“Es evidente que no la comparte. En algunos concejos él me emplaza a no tener una mirada… como yo no he tenido negocios. Pero este no es el punto. El punto es que mi rol como concejal es disidente, pero no significa que no nos queramos”.

 

— Pero ambas son posiciones válidas, la que es proclive al desarrollo inmobiliario y la que no lo es…

“Yo por lo menos me gustaría recalcar que yo he tenido una posición clara al respecto. Y siempre la he dejado plasmada en el acta (del concejo). Cosa que me ha traído problemas. Paso a ser el disidente. De repente hay gente que cree que le llevo la contra al alcalde por pensar distinto en función de algo y la gente es quien te mandata a estar ahí. Y después de ese reportaje lamentable yo siento haber tenido la responsabilidad de haber planteado los temas con mucha anticipación”.

 

— Esta posición tuya también ha encontrado oposición en otros concejales, como Omar Cortez de la DC. Él se ha manifestado abiertamente a favor del desarrollo inmobiliario. Pareciera que están en posiciones ideológicas equivocadas. Tú más a la izquierda y él más a la derecha, cuando es todo lo contrario, al menos en el papel…

“Me quedo con eso de que es ‘proclive al negocio inmobiliario’. Yo nunca he hablado del concejal Cortez. Nunca jamás. Ni en redes sociales ni en nada. Y él habla mucho de mi. Y últimamente ha perdido el centro de debatir y poner los puntos sobre la mesa y se desconcentra contestándome a mí. Y eso, en realidad, es problema de él. Yo respeto su mirada, pero no la comparto. Si él, el otro día se jactaba de haberse juntado con todos los inmobiliarios o que los ha atendido o negociado con ellos, ese es problema de él. Yo he rechazado por ley de lobby varias reuniones que me han pedido los inmobiliarios, porque no estoy disponible para conversar con gente que para mí no es un aporte. Así de simple”.

 

— ¿Se puede desde el concejo poner cortapisas al negocio inmobiliario?

“Le pedimos a la directora de obras que todos los proyectos inmobiliarios que ingresen sean presentados al concejo y eso no ha sido así. Entonces me preocupa. Me preocupa, también, que cuando hicimos ese pronunciamiento de poder parar las construcciones o dilatar un poco más el proceso, se le haga un seguimiento y ella tenga la posibilidad de encabezar un proceso; después ella salió de vacaciones. Falta un compromiso ahí”.

 

— Te pregunto por el rol del concejo, porque esa señal que dieron el año pasado de pedir la paralización de los permisos de construcción no fue más que un saludo a la bandera. Da la impresión que son mucho ruido, pero poco sustancioso.

“Creo que no. La gente nos mandata, primero, para tener la asesoría de la dirección de obras y para que la directora de obras pueda transmitir lo que la gente quiere. Y creo que ahí también faltó más compromiso. No creo que haya sido un saludo a la bandera. Por mí que se paralicen todas las edificaciones que hay”.

 

“Tenemos consejeros regionales, diputados, senadores, seremis, Presidente. No tendría por qué irnos mal. Pero algo se entrampa…”

 

— ¿Hacia dónde crees que va a decantar este tema?

“Como concejo creo que hemos hecho todo en relación a presionar y exigirle al alcalde. Creo que de ahí vienen nuestras diferencias. Es más, nosotros el año 2016 y 2017 presupuestamos casi dos millones de pesos en el sueldo de una profesional que se llama Érica Álvarez, recomendada por la directora de obras y contratada para sacar adelante el plano regulador. Una vez desde el 2016 que la vi cuando fue a presentar por primera vez un esbozo de lo que podría ser el intercomunal y después no la vi nunca más”.

 

— ¿Pero para dónde crees que decante el tema?

“Creo que falta un poco más de liderazgo en la gestión para exigir. Para acelerar…”.

 

— ¿Falta liderazgo del alcalde…?

“Del alcalde. Nosotros hoy día tenemos canasta completa. Tenemos consejeros regionales, diputados, senadores, seremis, Presidente. No tendría por qué irnos mal. Pero algo se entrampa. Por qué Contraloría se demora tanto en dar respuestas. Ahí hay un punto cuestionable y es falta de liderazgo. Hoy día los movimientos sociales han hecho un rol extraordinario de transparentar los temas y la gestión va atrás. Y ahí nosotros, como concejal, qué nos queda: reclamar. El rol del concejal también es específico. A mi me consta que la pega la hacemos en función de la prioridad, pero no sé si para la gestión o el alcalde son prioritarios también. Ejemplo, hace un mes vino el intendente con gran parte de su gabinete a una reunión ampliada y, sin saber, el alcalde le entregó un boceto con algunas cosas que son prioridad. Y yo las comparto todas, pero el plan regulador no estaba, cuando es la base de desarrollo en una comuna como la nuestra”.

 

— ¿Crees que no le interesa?

“No. Creo que le interesa de sobremanera, pero creo que hay otras cosas que prioriza. Hay otras cosas que le interesan más”.