¡Exclusivo! El testimonio de la pareja del doble violador que atacó en Pucón: “Él se mostraba gran seductor…”

Mujer argentina cuenta detalles inéditos de la vida de Ariel Dagoberto Velásquez, quien está a punto de enfrentar el juicio por los horrendos hechos que tienen a dos víctimas esperando que se haga justicia.

El argentino Ariel Dagoberto Velásquez está cerca de cumplir un año en prisión. Eso, luego de ser formalizado e imputado por la doble violación ocurrida en Pucón a fines de mayo de 2018. Por ahora está a la espera de la acusación y el juicio por los delitos cometidos (robo y violación). El fiscal local Carlos Contreras se encuentra a la espera de las últimas pericias de ADN, por lo mismo pidió la ampliación del plazo de investigación en dos meses.

En tanto, este medio tuvo acceso a material exclusivo. Entre ellos el testimonio de la, hasta la fecha del delito, era la pareja de Velásquez. Una mujer de nacionalidad argentina identificada como Amalia H. F.S e 54 años, quien entrega detalles de la vida del argentino y qué es lo que hacía en Pucón. Ella prestó su declaración ante el Ministerio Público el 21 de junio de 2018. Es decir, casi un mes después de los hechos.

“Puedo señalar que hace unos tres años a la fecha yo conocí a Ariel, a través de una amiga. Él se mostraba gran seductor y me prestó ayuda con mis negocios. Yo tengo propiedades en Argentina y cuando necesitaba ayuda por algún problema doméstico en ellas, él se encargaba de solucionarlos”, parte su declaración la mujer, y luego agrega: “Así comenzamos una relación sentimental, y luego de convivencia, sin embargo por motivos laborales él viajaba mucho. Él decía dedicarse a los ‘Karting’ y preparaba chicos para las carreras. Como yo tengo solvencia económica no necesité dinero de él, y tampoco me involucraba en lo que él hacía”.

Amalia entrega detalles, además, del tipo de relación que llevaban y sobre cómo, poco a poco, fue conociendo el carácter violento de Velásquez y la debilidad del hombre por las drogas. “Nuestra relación fue de altos y bajos. Yo soy cristiana y tuvimos un grave problema de violencia intrafamiliar. Él, incluso, me agredió físicamente y destruyó bienes en mi casa. Esto fue el año 2016. Ahí me enteré, además, que él tenía problemas con el consumo de drogas. Por eso también nos separamos un tiempo y después volvimos, ya que él había terminado su tratamiento. Me buscó y continuamos nuestra relación”, se lee en el documento al que tuvo acceso este medio.

El relato de la mujer continúa y explica el por qué decidieron venir a Chile y cómo llegaron a Pucón: “Como la situación económica en Argentina no está buena me interesó venir a invertir a Chile, por lo que junto a amistades vinimos a ver qué lugares eran apropiados para invertir. Recorrí principalmente el sur de Chile. Fui a Frutillar, pero me gustó más Pucón. Así este año, para Semana Santa vinimos a Chile, y definí Pucón como para buscar inversión”.

“Él, incluso, me agredió físicamente y destruyó bienes en mi casa. Esto fue el año 2016. Ahí me enteré, además, que él tenía problemas con el consumo de drogas. Por eso también nos separamos un tiempo y después volvimos, ya que él había terminado su tratamiento…”.

 

En su relato Amalia señala que consiguieron arrendar, junto a Velásquez, una casa en un condominio puconinos. Y que le dijo que consiguió trabajo en un lugar de carreras de karting en Temuco de nombre “Kartódromo Don Valentín”. Y que incluso ella, luego de un viaje a Argentina, lo acompañó hasta ese lugar en la capital regional. Dice que le llamó la atención que Velásquez pudiera enviarle dinero a un hijo en Neuquén, ya que era ella quien aportaba los recursos.

“En esa fecha se me había desaparecido mi perra, y yo salí muchas veces a buscarla, por lo que resfríe fuertemente, al punto de caer en cama. El resfrío me afecta a los pulmones ya que fumaba mucho”, explica Amalia, quien llega al día de los hechos: “Recuerdo que el día 30 de mayo en la mañana yo desperté y tenía mucha fiebre. Me llevó a una clínica cerca del (nombra el condominio), y después me quedé en la casa. Al medio día, él me fue a dejar los medicamentos y me dice que iba a ir a buscar leña y que tenía que ver el tema de un motor. Pasó el rato y él no regresaba. Alrededor de las 17:30 yo lo llamo y me dice que aún está viendo el tema del motor, yo le digo que aún no podía ver el tema de la estufa. Después de esto no lo vi más. No me contestó el teléfono y me dormí a causa de los medicamentos sin saber más nada”.

Así las cosas el relato, posteriormente, se sitúa la mañana cuando la doble violación se hizo conocida y se tomó la agenda noticiosa: “A la mañana siguiente, el día 31-05-2018 tengo un mensaje de uno de los porteros del condominio que me decía que Carabineros había ido a mi casa y que nadie los había atendido. Ahí me doy cuenta que él no había vuelto. Pensé que había chocado, ya que tenía mi auto, y llamé a algunos amigos contándole lo que pasaba. Ellos van a Carabineros, preguntan por él y se enteran de lo que había ocurrido. Ahí me llama mi amiga Francisca y me cuenta ‘acá quedó la cagada, dicen que este loco ha volado a más de una mujer’”. El testimonio sigue cuando ella va a la policía para enterarse por ella misma lo que sucedía. “Me vestí, fuimos a Carabineros. Allá vi que estaban los medios y no quise aparecer. Llamé a un amigo abogado y luego me fui a casa de unos amigos, y después a Temuco hasta que me recuperé”, se lee en el texto.

Amalia cuenta, además, que perdió su documentación porque estaba en el vehículo Mercedez Benz compacto en el que transitaba Velásquez y en el que, según la indagatoria, cometió los delitos. Pero más que eso, la mujer señala que le era muy difícil creer lo que sucedía: “Yo no podía creer lo que estaba pasando, pero comenzaron a llamarme familiares y amigos dándome información de lo que él había hecho y de otras causas que tendría en Argentina y México. Con esa información yo ya creí lo que estaba pasando y me di cuenta que había estado expuesta a mucho peligro”.

 

“Yo no podía creer lo que estaba pasando, pero comenzaron a llamarme familiares y amigos dándome información de lo que él había hecho y de otras causas que tendría en Argentina y México…”.

 

Después de los hechos, la mujer argentina cuenta que se enteró de otras situaciones. “Respecto de él, en nuestro período de convivencia, él fue una sola vez agresivo, cuando lo encaré por ser drogadicto, y lo denuncié por este hecho. Ahora me doy cuenta que también mis joyas que tenía en la casa de Pucón habían desaparecido, y mi perrita, me da la impresión que él también la vendió. Además me he enterado de varias personas a las cuales Velásquez ha estafado en Argentina y acá en Chile”, se lee en el testimonio.

La mujer finaliza su declaración y aclara que hará llegar cualquier antecedente que tenga sobre el imputado. “Acompaño a esta fiscalía todos los antecedentes que he logrado encontrar y que me han hecho llegar familiares y amigos respecto de problemas judiciales que ha tenido Ariel Velásquez, incluso hay un antecedente de la localidad de Plottier, provincia de Neuquén, Argentina, donde tendría una denuncia por abuso”, finaliza el relato.