Trabajadores de edificio La Poza se toman la obra y acusan no pago de sueldos

Empresa Constructora JL, según los operarios, los finiquitó la mañana de este viernes y les adeuda remuneraciones e imposiciones. Inmobiliaria Fuenzalida, mandante de los trabajos, asegura que se harán cargo de la situación.

Durante la mañana de este viernes los trabajadores se encontraban en conversaciones para zanjar una solución al conflicto.

Cerca de 180 trabajadores del edificio La Poza en Pucón se declararon en “toma de la obra” debido a que, según ellos, la empresa Constructora JL no le ha pagado los sueldos de marzo y los desvinculó de sus trabajos. “Nos llevaban más de un mes tramitando con el sueldo. Se sabía que había un problema de JL con la inmobiliaria. LLegamos hoy día en la mañana y, supuestamente, nos tenían que depositar y nos avisan que estamos todos desvinculados”, explicó Jhon Rubio, uno de los representantes de los trabajadores.

Durante la mañana de este viernes, los trabajadores se encontraban en conversaciones con la empresa mandante de los trabajos, Inmobiliaria Fuenzalida, para llegar a un acuerdo y continuar con la obra que se encuentra en un porcentaje de avance cercano al 80%. “Llega la inmobiliaria y está tratando de darnos una pequeña solución. Estamos esperando. Por eso llegamos a esta instancia de tomarnos la obra porque JL no nos ha respondido. Estamos esperando la solución. Nos deben un mes de sueldo y casi todos teníamos contrato indefinido y hay gente que lleva más de un año trabajando y no se les ha pagado nada”, argumentó Rubio.

Walter Graf, abogado representante de Inmobiliaria Fuenzalida, explicó que el conflicto lo tiene la empresa constructora y los trabajadores, pero que ellos asumirán la responsabilidad con los operarios y se harán cargo de las deudas. “Hoy vino la constructora a notificar a los trabajadores del término de los contratos de trabajo por necesidades de la empresa y nos enteramos que la constructora no ha pagado las remuneraciones de marzo y tampoco las cotizaciones, por lo cual la inmobiliaria en forma inmediata y apenas tomó conocimiento, está haciendo todo lo posible para, ojalá la próxima semana, hacerse cargo ella y pagar las remuneraciones y todas las cotizaciones adeudadas”, sostuvo el abogado Graf, quien aclaró que, en principio, no existe conflicto entre la inmobiliaria y la constructora: “No hay conflicto. No lo sabemos bien, pero aparentemente, hay un estado de insolvencia (de la constructora)”.

La idea, según explicó Walter Graf, es poder hacerse cargo ellos de la construcción y seguir con la construcción de las tres torres y 160 departamentos. La obra se encuentra, por cierto, con atrasos y es la que se encuentra en el sector de la Poza donde se pretende construir un muelle de asoleamiento.

Hasta el cierre de esta edición la obra seguía tomada de parte de los trabajadores. Contactada la empresa JL, estos señalaron que no se referirán al tema.