Estudio volcánico propone dejar de construir hacia el Trancura y posiciona 16 proyectos inmobiliarios en zonas de riesgo

Análisis reconoce que, por el desarrollo alcanzado, hay áreas donde será “casi imposible” prohibir la edificación, pero aclara que es necesario que las autoridades conozcan cuáles son los sectores de mayor riesgo.

La imagen muestra el estado en que quedó el sector del puente El Turbio luego de la erupción de 1971. (Fotografía archivo Mario Alarcón).

El estudio de riesgo y mitigación volcánico dado a conocer por este medio a partir de una serie de reportajes; entrega también un análisis del actual Plan Regulador Comunal (PRC) en relación a los resultados del estudio; y también proyecta lo que debería el nuevo PRC. Y es tajante en algunos aspectos. Asume que de no realizarse las medidas de mitigación propuesta (ver reportaje al respecto) se debería prohibir la construcción hacia el sector del Río Trancura. Además de eso, identifica 16 proyectos inmobiliarios (hasta 2015) que están en riesgo el alcance de avalanchas y lahares provocados por un evento eruptivo similar al de 1971 (con el que se modeló el estudio).

El análisis asume que el nuevo PRC debe modificar, necesariamente las denominadas áreas restringidas (en el actual sólo hay una en la desembocadura del Zanjón Seco), de expansión y áreas especiales. Esto, al integrar las áreas de inundación obtenidas en el estudio. También recomienda, en la medida que se realizan, incluir las obras de mitigación estructurales recomendadas para la planificación de las nuevas zonificaciones en el eventual futuro nuevo PRC. “La transposición de las áreas de zonificación territorial en conjunto con las áreas de inundación por efectos de un lahar tipo evento 1 que corresponde a erupciones hawaiano-estromboliana, se observa que la zona urbana y de expansión de Pucón se encuentra por completo dentro del área afectada”, se lee en el documento, el que agrega: “El Plan Regulador Comunal (el actual), sólo incluye como zona de riesgo (ZR-6) a quella áreas correspondiente a la desembocadura del estero Zanjón Seco. En el momento en que se intentó modificar en el año 2003, se utilizó el mapa de peligros volcánicos del Sernageomín (2000) sólo para efectos indicativos, ya que existen zonas tales como la Z-8E (se refiere a la zona entre Quelhue y El Claro,ver imagen más abajo) en donde a pesar de encontrarse en un área con altísimos peligro de lahares, tiene permitido la construcción de viviendas, equipamientos y actividades productivas”.

El estudio reconoce que pese a que existen zonas vulnerables por avalanchas, deslizamientos e inundaciones que ya están con niveles altos de desarrollo inmobiliario y constructivo, es casi imposible la prohibición de viviendas e equipamiento urbano, pero que sí es necesario que las autoridades reconozcan cuáles son los sectores de mayor amenaza de lahares y vulnerabilidad: “Ante este problema, se hace necesaria la identificación de aquellas zonas que requieren medidas de mitigación estructurales y/o no estructurales, llevadas a cabo por medio del Índice de Riesgo por Lahares”.

Al final de este ítems el estudio concluye: “De no existir medidas de mitigación estructurales que permitan liberar espacios del riesgo no se debería permitir el crecimiento desde Pucón hacia el Río Trancura”.

Proyectos en zonas de riesgo

El informe también identifica 16 proyectos inmobiliarios (la mayoría de ellos enfocados en segunda vivienda) que se encuentran bajo la influencia de los lahares provocados por el cordón Turbio-Trancura y también por el del Zanjón Seco. El estudio entrega un mapa (al final de esta nota) en los que se especifica la ubicación y el nombre de cada proyecto.

Ver además

— Presentación de la serie de reportajes sobre el estudio de mitigación.

— Las costosas medidas de mitigación que propone el estudio de riesgo volcánico

— Modelo predice que con erupción similar a la del 71 lahares llegarían hasta el centro de Pucón

— Estudio dice que comunidad sabe que está expuesta a la amenaza, pero que no hay conciencia de la vulnerabilidad