Podemos y debemos

* Por Omar Cortez

La última sesión de concejo municipal, fui testigo y actor de un proyecto que perseguí decididamente desde que asumí como concejal. Varios factores me resultan necesarios de relatar alrededor de la adquisición de terrenos para ampliar, en una 1ra etapa, al doble la capacidad del cementerio de Carhuello. Hechos que comento a continuación.

El año 2016, vecinos del sector a través de su junta de vecinos, en asamblea me manifestaban su preocupación por la falta de espacios en el corto plazo de este cementerio. En esa ocasión me comprometí a estudiar y buscar las fuente de financiamiento y los vecinos quedaron con la tarea de dialogar con el propietario de los terrenos colindantes para una posible venta, al poco andar pudimos contar con un pacto entre caballeros con el propietario: nos reservaría los terrenos pero nos daba de plazo un año para contar con los recursos.  Por otro lado, la vía de financiamiento a nivel regional no estaba, no aparecía y era momento de jugar cartas osadas, ya que comprendí que el único que nos podría ayudar era el municipio.

Así, el primer concejo comunal realizado en el sector de playa negra Caburgua en la historia de este municipio se convertía en una oportunidad tentadora y luego de explicar los pro y los contra a los dirigentes, tomé la decisión de intervenir en aquella histórica sesión, teniendo muy en claro que los concejales no tenemos facultad para llevar a votación proyectos. Me dispuse a interrumpir el concejo y relatar la iniciativa detallando el camino recorrido al alcalde y el resto de los miembros de concejo, consiguiendo para alegría de los vecinos el primer preacuerdo y compromiso del alcalde Carlos Barra.

Me es necesario señalar que los egos son los principales enemigos de variadas iniciativas en diferentes aéreas de nuestra sociedad, e indudablemente en política no es la excepción. Dicho esto, el pasado martes 7 de mayo finalmente y gracias a un acto altruista, el concejo comunal en su totalidad levantó su mano para financiar los $35 millones necesarios para la adquisición de los primeros 5.000 mts2 (media hectárea).

Este es un buen ejemplo que podemos y debemos dejar nuestras diferencias políticas al momento de avanzar en iniciativas que mejoren las necesidades de los Puconinos y sin más rodeos quiero agradecer en primer lugar a Andreas Barth propietario y vendedor, quien mantuvo su compromiso y  no especulando nunca con el precio, a la vez a Cristian (Hernández), don Julio (Inzunza), don Juanito (Matus), Natalio (Martínez), JC Gallardo; colegas concejales y en mérito a los hechos al alcalde Carlos Barra.

* Omar Cortez es concejal de la Democracia Cristiana.