Corporación Municipal: camino a una realidad

*Por Omar Cortez

Desde el año 2009, como vecino de esta comuna, siendo un joven que no pensaba en ocupar un cargo de elección popular como una concejalía, escuchaba con atención en reuniones de pasillo, la posibilidad de la Corporación Municipal de Turismo, Deporte y Cultura. En mi desconocimiento de aquella época, busqué información de este tema que se tomaba la agenda local y se conversaba en cuanto cigarro y café se compartiera en las afueras del municipio. 

Algunos me señalaban que, a través de esta iniciativa, sería el fin de las pellejerías en el mundo del arte y la cultura, que por fin podríamos tener dignidad para artistas y deportistas. Al mismo tiempo, existían varios que tenían una opinión diametralmente opuesta. 

Desde que aquel momento ha pasado una década, tres elecciones municipales, dos coaliciones políticas en el poder comunal, por lo menos tres intentos de conformación de la Corporación y hasta este día martes, el escenario no había variado.

El martes recién pasado, como lo dijo el medio electrónico “La Voz de Pucón”, el Concejo Municipal se vio enfrentado a una tensión no menor, ya que la iniciativa de la Corporación nuevamente estaba en peligro. La posibilidad de avanzar en esta materia se ponía en duda, por el duro intercambio de palabras entre el alcalde y el colega Cristian Hernández que se robaba el foco de atención. 

Favorablemente, la sirena que marca el mediodía hizo de súbito interrumpir la jornada para dirigirnos a reconocer por primera vez en la historia, desde la vuelta de la democracia, a los Asistentes de la Educación, momento que permitió bajar las pulsaciones y explicar a los miembros que habían votado en contra de la iniciativa la importancia de rectificar en la sesión de la tarde esta decisión. Solo quiero decir gracias colegas por recapacitar y poner al desarrollo sostenible, deportivo, cultural, inclusivo y turístico de Pucón como prioridad.

El modelo de una Corporación no es la panacea. Tiene, como todo tipo de organización, fortalezas y amenazas. Para que usted como vecino tome una posición, me parece justo que sepa lo siguiente:

A favor de una Corporación aparece la posibilidad de traspasar poder a las personas desde las autoridades locales, pudiendo entrar en la toma de decisiones los que el día de hoy no están de acuerdo con el modelo de gestión o que simplemente sienten que las cosas podrían hacerse mejor. Por tanto, es altamente democrático y, por lo mismo, ofrece la posibilidad que quienes la componen desde el mundo ciudadano, lleguen a altos niveles de altruismo y compromiso con los objetivos de la Corporación.  

Como amenazas, aparece la posible captura por parte de círculos de poder. Dicho en buen chileno, que solo estén los mismos de siempre. En este sentido, el rol de la municipalidad, el concejo municipal y fundamentalmente el alcalde, jugará un rol preponderante a la hora de crear normativas, estatutos y marco de fiscalización que facilite el ingreso de los postergados, fundamentalmente, en materias de turismo.

*Omar Cortez es concejal de la DC