Turismo: punto de inflexión

* Por Eugenio Benavente

Ad portas de una nueva temporada de verano y a 20 años ya del siglo XXI, la pregunta es ¿estamos haciendo las cosas bien…?

En un mundo globalizado donde las tendencias de países desarrollados ya no son un misterio, creo que deberíamos, como destino, poner más atención aplicando los buenos resultados de lugares que ya han pasado por los errores típicos de ser “vanguardistas”.

Pucón y sus habitantes tienen la posibilidad de ejercer cambios sustantivos en la comuna que la consoliden en los primeros lugares de la lista de preferencias de chilenos y extranjeros, pero ¿cuál es él o los aliños que faltan para lograrlo?

A mi modo de ver las cosas, es más simple de lo que parece. Solo debemos pensar más  global y menos personal. Es “vivir del destino para el destino”, y no solamente “vivir del destino”.

Comencemos a pensar qué podemos aportar a la comuna con lo que hacemos laboralmente y qué podemos aportar socialmente. Preocuparnos más del vecino, de que le vaya bien y que por nada del mundo fracase; porque a contrario de la creencia general, cuando a mi vecino le va mal, es un error tremendo pensar que sus clientes los voy a captar yo. Los que perdemos al final somos todos, ya que hay una oferta menos en la ciudad.

Por otro lado un llamado a la administración pública (municipalidad). Ellos son los encargados; porque los votamos así para de manejar la ciudad, pero con los lineamientos que los ciudadanos queremos, no con la idea sólo de ellos. Y ahí es cuando cometemos ambas partes, públicos y privados, el error en cuestión: creer que la municipalidad, por el sólo hecho de haberlos votado, harán las cosas de la forma que uno piensa. Y por otro lado, la municipalidad creer que porque los eligieron, tienen que hacer los que ellos estimen.

Entonces estamos hoy en un punto de inflexión, donde no es menor la situación de futuro de este hermoso destino, el cual necesita de ambas miradas para seguir un rumbo exitoso, permitiendo consolidarlo en el tiempo sin correr grandes riesgos, pudiendo terminar en un camino de ida, que para los destinos turísticos son imposibles de revertir.

* Eugenio Benavente es presidente Cámara Turismo Pucón