Las claves investigativas del brutal caso de la joven Antonia Barra

El fiscal a cargo deberá reconstruir lo que sucedió la noche esa fatídica madrugada de fiestas patrias. Y para ellos entrevistará a la mayor cantidad de testigos relacionados a los hechos. Otra de las personas que estaba en la casa contó a La Voz… que está dispuesto a entregar toda la colaboración. “Lamento enormemente toda esta tragedia”, dijo. El audio dejado por la estudiante cuenta que cuando despertó se encontró con el supuesto victimario sobre ella.

La idea es reconstruir la historia. Y particularmente lo que sucedió la noche del 17 de septiembre y la madrugada del 18. Todo esto en medio de las celebraciones de Fiestas Patrias en Pucón. El fin de semana largo esperado por el comercio y en el que hubo una ocupación hotelera cercana al 80%. Y en el que Antonia Barra Parra (20), la joven estudiante de Ingeniería Comercial de la U. Mayor decidió venir a la ciudad junto a una de sus mejores amigas, y al pololo de esta. El plan era pasar algunos días de la celebración y luego regresar a Temuco. Pero a un poco más de un mes de esa fiesta de septiembre en la discoteque Ex Murano, quedaron al descubierto una serie de datos que apuntan a una posible violación de la joven, lo que habría gatillado en ella la fatal decisión de suicidarse el fin de semana que recién pasó.

¿Pero qué viene ahora en el caso? Má allá de lo que se ha publicado en las redes sociales y las historias que ya comienzan a circular en los grupos de whatsapp, el fiscal Miguel Rojas debe, necesariamente, reconstruir al detalle y —si es posible— minuto a minuto lo que sucedió, particularmente, esa noche y madrugada de fiestas patrias. Ya también lo ocurrido los días entre la fiesta y el suicidio. Por lo mismo se espera que este viernes parta la ronda de declaraciones. Y una de las primeras que prestará su testimonio será la amiga que estaba con Antonia en la discoteca, quien la sacó de la casa una vez que la ahora fallecida joven recobró la conciencia y pudo llamar para que la saquen de la casa en el centro de Pucón hasta donde habría sido llevada.

En este contexto es clave el audio que Antonia Barra deja en su celular. El archivo es relevante, debido a que, en los hechos, es el único testimonio que se tendrá de la víctima. Según las fuentes consultadas por este medio, quienes tuvieron acceso al audio, Antonia relata lo que sucedió. O al menos lo que recordaba. De acuerdo a quienes lo escucharon, ella cuenta que el sospechoso la aborda en la discoteque. Y que, pese a la negativa de ella, el hombre fue insistente y molesto. El relato seguiría con que la sacan sin querer; que pierde el sentido y que cuando despierta, Antonia está con sospechoso sobre ella. Las fuentes señalan que la joven relata que la casa estaba cerrada y que no pudo salir de ella y decide llamar a su amiga. Según el testimonio, la joven llega al rescate de Antonia, pero que le costó entrar al principio. Una vez dentro, se encuentra con su amiga y un grupo de hombres semidesnudos en la casa arrendada en calle Arauco. 

Espacio Disponible

Ahora, la tarea de los investigadores es poder recopilar la mayor cantidad de testimonios y es probable que el audio dejado por Antonia funcione como una especie de columna vertebral del relato. Por lo mismo, es relevante el testimonio de los amigos de Antonia. También de la o las personas que la vieron salir de la discoteque. Luego de ello, también será importante el testimonio de las personas que estaban en la casa. Si bien, en principio, la dueña de la vivienda la arrendó por una noche a cinco personas (cuatro hombres y una mujer); la mañana siguiente el número prácticamente se había doblado. 

“Lamento enormemente toda esta tragedia”

Si bien La Voz…, logró contactar a una de estas personas (ver nota anterior) que posiciona a Antonia al interior de la vivienda, ya que la reconoce y dice que la vio entrar bajo los efectos del alcohol; en las últimas horas también este medio mantuvo un contacto con otra de las personas. Este último fue el que arrendó la casa. Si bien también fue escueto en sus palabras y no quiso referirse en profundidad al caso; sí se mostró dispuesto a prestar toda la colaboración a la PDI. “Sólo hablaré con la policía de investigaciones en su debido momento y daré toda mi colaboración a este caso”, dijo para luego agregar: “Lamento enormemente toda esta tragedia”.

Ahora, el trabajo policial debe ser riguroso en extremo, ya que el caso presenta una serie de complejidades. Entre ellas, la principal, que la víctima está fallecida y, obviamente, imposibilitada a profundizar el testimonio que dejó en la grabación. Lo otro, es la distancia en el tiempo de ocurridos los hechos. Ya va un poco más de un mes desde que habría sucedido el ataque sexual y es un hecho que en este tipo de casos, el paso del tiempo juega en contra de la efectividad investigativa. Además, no se pueden realizar exámenes toxicológicos y tampoco los peritajes recomendados en este tipo de hechos. Por lo mismo, es clave y relevante fijar los testimonios y la secuencia de hechos. Además de una eventual confesión de un testigo o del mismo sospechoso. 

Mientras, la familia de la víctima y el abogado que los representa —Alexander Schneider— han manifestado públicamente a quienes hayan sido víctimas de ataques similares realizados por la misma persona a que denuncien los hechos. Y, en efecto, ha dos denuncias realizadas ya en la fiscalía. Según cercanos a la causa, se está manejando la posibilidad de que se agregue una tercera víctima; pero esto aún no ha sido confirmado. El padre de la joven, Alejandro Barra, habló en algunos medios regionales durante la mañana de este jueves y sostuvo que mantiene sospechas de que a la joven estudiante pudieron violar y abusar más de una persona. En todo caso, eso será materia de la indagatoria que lleva el fiscal Rojas.

En tanto, durante la tarde de este jueves circuló por whatsapp un audio que entregaba algunos datos del hecho y nombres de posibles victimarios. Quienes conocen detalles de la indagatoria, en todo caso, le restan credibilidad a ese testimonio.