Salud abre sumario sanitario por vertimiento de aguas servidas en edificios La Poza

Problema se habría generado por una filtración de napas subterráneas en planta elevadora. Material inundó comedor de trabajadores.

Durante la tarde se realizó una protesta en las afueras de la obra.

Una compleja situación se vivió en las últimas horas en la faena del Edificio La Poza de Inmobiliaria Fuenzalida. Esto por una denuncia que llegó a la municipalidad y que habló en primera instancia de un vertimiento de material lago y luego se transformó en la apertura de un sumario sanitario por un rebalse de aguas servidas en la obra misma.

Los hechos comenzaron a sucederse el pasado miércoles cuando se encendieron las alertas por un posible vertimiento de aguas servidas al Villarrica a través de un tubo. El problema fue que al llegar a lugar no se pudo constatar el hecho. Pero este jueves la denuncia se repitió y esta vez, los inspectores municipales de la unidad de Medio Ambiente, acompañados con personal de la seremi de Salud llegaron hasta la obra que levanta tres edificios de departamentos en el sector de La Poza. Y en esta oportunidad los resultados fueron diferentes.

De acuerdo a la versión que entrega la directora de Medio Ambiente de la municipalidad, Évelyn Silva, se pudo chequear que existía un rebalse de aguas desde la planta elevadora de aguas servidas que la empresa tiene en el lugar. “Sí evidenciamos que había un rebalse desde la planta de tratamiento de aguas servidas de la constructora, donde hubo un rebalse porque había mucha agua de napa, lo que ocasionó que se rebalsara y generara un problema de contaminación”, explicó Évelyn Silva a La Voz.

El problema fue que el material inundó un sector del subterráneo de la obra, específicamente donde está el sector del comedor de los trabajadores: “Por eso, personal de Salud abrió un sumario sanitario y les dio un plazo para poder regularizar y pidió que el personal no comiera en el lugar y tuvieran que sanitizar”.

La municipalidad también sacó una infracción por verter aguas al lago. Eso, porque pese a que el rebalse fue en la misma obra, es altamente probable que el agua sucia escurra hasta los desagües de agua lluvia y lleguen al Villarrica.

El concejal Omar Cortez, quien estuvo en la fiscalización de la obra, argumentó que su impresión es que los problemas se generan porque la empresa invierte poco en sistemas de tratamiento. Además acusó que mantienen prácticas poco dignas con sus trabajadores. “Me parece que junto con querer pasar con sus intereses por sobre la opinión de la ciudadanía, ellos más encima mantienen prácticas reñidas no solo con el medio ambiente, sino que principalmente con la dignidad de sus trabajadores que estuvieron con sus áreas de comedores y baños inundadas con aguas servidas”, acusó el concejal de la DC.

Inmobiliaria Fuenzalida es la mandante en el proyecto La Poza, el mismo que está relacionado al cuestionado muelle flotante y proyecto de “hermoseamiento” que fue aprobado recientemente en el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA).

Durante la tarde de este jueves un grupo de ambientalistas llegó hasta el frontis de la obra para realizar una protesta.