Conaf busca mejorar instalaciones tras robo en el último refugio de la subida al Volcán

Por Rosa Bohórquez

Delincuentes robaron equipos de rescate de los fiscalizadores. La lamentable pérdida impulsó a una empresaria local a hacer una denuncia pública y sensibilizó a la institución para asumir responsabilidades que comparte junto a la municipalidad y Enjoy, la empresa concesionaria.

Uno de los guarda parques de Conaf muestra las deterioradas instalaciones del refugio. (Fotografía Rodrigo Navarro)

El pasado sábado 20 de febrero la Corporación Nacional Forestal (Conaf) oficializó una denuncia ante Carabineros de Chile por el robo de equipos de montaña y una camilla en el retorno andarivel número 5. Además de lo insólito del hecho, dadas las condiciones del terreno y el puelche de esos días, lo acaecido condujo a una reflexión puertas adentro de la institución y a la toma de acciones que tenían meses en espera.

Al poco tiempo circularon por las redes sociales fotografías y un video de la estructura que resguarda a fiscalizadores y montañistas. Exponían su pésimo estado. El personal asignado por Conaf en el lugar está compuesto por dos fiscalizadores contratados para la temporada. La responsable de hacer la denuncia fue una empresaria local, Verónica Castillo, quien dirigió una carta a distintas instancias (Conaf, Enjoy, municipalidad, Intendencia, Sernatur e Inspección del trabajo).

El director regional de Conaf Araucanía, Julio Figueroa, confirmó a La Voz… que dichas imágenes de las instalaciones son veraces. También señaló que efectivamente hubo un robo de implementos de las dos personas que trabajan en la parte alta del volcán Villarrica. 

Espacio Disponible

“Conaf está reponiendo lo que ellos perdieron. Estamos tomando las medidas del caso para mejorar las instalaciones de la infraestructura donde están trabajando. Ese es un sector que está concesionado. Durante las próximas semanas se trasladará un container que va a mejorar las condiciones de trabajo y cambiará la situación de resguardo del personal que tenemos ahí”, adelantó la autoridad.

El container del que habla Figueroa se encuentra actualmente en el sector El Playón, antes de subir al Mirador. Conaf lo remodeló en invierno, forró el interior térmicamente y pintó la parte exterior. En su momento se dijo que la municipalidad sería responsable del traslado y que este se haría en cuanto bajara la nieve, en noviembre o diciembre. Ahora Conaf asume la subida. “Ya tenemos contratado el servicio para hacerlo en los próximos días”, sentenció el director. 

Así trabajan los fiscalizadores

Verónica Castillo está al frente de una empresa que presta servicios turísticos para subir al volcán. Decidió enviar una carta a las autoridades competentes el lunes después del hurto. En ella solicitó mejoras en la condición laboral de los fiscalizadores. Pidió que éstos laboren todo el año, no solo en temporada alta. Y clamó por un lugar acondicionado adecuadamente donde fiscalizadores y turistas puedan albergarse, pues ni siquiera se cuenta con un baño en el lugar.

“Me indigna ver las condiciones en las que trabajan los fiscalizadores. No hay donde se puedan refugiar allá arriba. Han tenido que soportar temperaturas de -10 grados. Nadie puede trabajar en esas condiciones, no hay baño, un lugar de seguridad, un lugar calefaccionado, no hay camillas. Ahora les robaron su equipo personal, si hubiera un accidente no tienen cómo socorrer a la persona. Ni siquiera tienen un parche curita”, exclamó.

El administrador del Parque Nacional Villarrica, Jorge Paredes, recibió el reclamo con aplomo. “Siempre es bueno que haya denuncias para mejorar la gestión y las condiciones humanas para que la gente pueda operar en un lugar que tiene estas circunstancias”, confirmó.

También explicó que existe una responsabilidad compartida en esta problemática. “La estructura es responsabilidad de Enjoy, se trata de un área concesionaria de uso público y lamentablemente ellos no han dado cumplimiento en un 100% al contrato de concesión. Pero nosotros tenemos que asumir nuestra responsabilidad con nuestros fiscalizadores. Son condiciones indignas no puedo decir lo contrario”. 

Soluciones planteadas

¿Cuál es la razón por la que resulta tan difícil proteger a los funcionarios que laboran en el lugar? “El problema es la ubicación. No es fácil subir materiales ni construir donde está el retorno del puesto cinco. No hay ni agua allí. Y pega un viento espantoso. Todo lo que se hace tiene que ser de material sólido de lo contrario el viento desarma todo. Es un lugar inhóspito en el invierno”, dijo el administrador.

No es nueva la necesidad y la intención de construir un albergue, pero los proyectos no han sido exitosos. “Para que nuestros fiscalizadores trabajaran bajo un techo digno se instaló un domo que tras dos o tres temporadas se deterioró. El material que tenía, PVC hidráulico, no era lo adecuado. Posterior a ese domo hubo un tipo de caseta de control metálico, con piso, paredes y ventanas, que duró dos temporadas. Se compró por un coste de dos millones de pesos, pero la nieve lo destruyó”, concluyó. 

En opinión de Castillo falta voluntad política y diálogo entre gobierno y privado. “Uno paga una entrada, mínimo que se den las condiciones allá arriba. Enjoy se beneficia bastante. En temporada cobra 10 mil pesos por el teleférico. Y Conaf estuvo cobrando 6 mil, ahora bajó a 4 mil quinientos. Estamos hablando de $14.500. Es una vergüenza. Nos creemos lo mejor del turismo del centro de Chile, pero miren las condiciones en las que trabaja la gente, y las condiciones como esperan los turistas allá arriba, sin albergue ni baño”, puntualizó.