Coronavirus: constructoras envían a trabajadores con resfrío al hospital y la acción fue cuestionada por jefe médico

Con la entrada del país a la fase 4 y aunque la comuna, afortunadamente, no ha presentado ningún caso positivo, el principal centro asistencial de Pucón y el Cesfam realizaron una serie de cambios en sus protocolos de atención.

POCO CRITERIOSOS.- Los trabajadores llegaron hasta el hospital local, lo que saturó el sistema y recibió críticas de parte de autoridades del centro asistencial. (Fotografía Felipe Vergara).

Este martes tres empresas constructoras enviaron al Hospital de Pucón a más de 20 trabajadores con resfrío para descartar el coronavirus. La acción fue cuestionada por el director médico, Luis López, quien pidió a la población acudir solo cuando presenten tos y fiebre, así como dificultad respiratoria.

Para la autoridad médica es importante difundir a la población que la sala de urgencias atiende casos de alta prioridad. En el caso de los pacientes con sospecha de coronavirus, éstos deben tener criterios de covid-19 y no síntomas de resfriado común. 

“Hay gente que está mal ocupando el sistema”, lamentó López y agregó: “Este martes una plantilla completa de trabajadores de tres empresas constructoras acudieron a la urgencia. Al menos tres empresas de construcción mandaron a más de 20 funcionarios, a pedir una certificación de que estos pacientes que estaban resfriados no tenían coronavirus. Ninguno tenía factores de riesgo (no estaban con fiebre ni dificultad respiratoria). Es un error garrafal de parte de esos empleadores, o sus encargados a nivel directo”.

El doctor López hizo un llamado a tomar conciencia del uso correcto de la urgencia hospitalaria. “No debería ir gente a pedir licencias médicas, eso deben pedirlo en los consultorios. Pacientes con lumbago u otras patologías no urgentes, vayan al consultorio y no a la urgencia, en donde probablemente tengan más posibilidades de contagio con coronavirus”, expuso.

Cambios en la Urgencia y consultas

Esta semana el Hospital de Pucón planteó una serie de cambios para que los pacientes que ingresen con sospecha de Covid-19 tengan una atención más adecuada. Además, se busca resguardar a quienes asistan a recibir atención por otras patologías. 

El director médico del Hospital de Pucón, Luis López, indicó que en la Urgencia se dividió la atención para los consultantes por afecciones respiratorias y no respiratorias, y así evitar el contacto entre ellos. Un técnico paramédico orientará el flujo de pacientes y determinará quiénes, de acuerdo con sus síntomas, deben ingresar con mascarilla a la sala de espera.

“También se está cotizando un container para agregar un box exclusivo de atención selectiva y espera de pacientes altamente sospechosos de coronavirus”, señaló el director. Destacó que la atención entre adultos y niños se dividirá en bloques diferenciados para disminuir el contacto entre ellos. De esa manera los adultos que no son pacientes respiratorios no coincidirán en espacios comunes con niños que presenten sintomatología respiratoria asociada al coronavirus.

No solo la sala de urgencias tendrá cambios. A partir de este miércoles las consultas ambulatorias en el centro médico se pararán. “Ya no habrá consulta ambulatoria ni toma de exámenes. Esto lo hacemos siguiendo la tónica que se da a nivel ministerial y las acciones que se han tomado en otros centros de salud y hospitales son funciones similares al nuestro”, expuso López. 

Finalmente, en la hospitalización se amplió el número de camas disponibles: “En maternidad se pararán los pabellones durante las próximas dos semanas. Se liberaron camas que habitualmente eran ocupadas por pacientes quirúrgicos y ahora van a ser ocupadas por pacientes médicos. En el mismo escenario de liberar camas para recibir pacientes derivados del hospital regional o del hospital de Villarrica”.

El Cesfam hará servicios domiciliarios

También el Centro de Salud Familiar (Cesfam) de Pucón, inició una serie de modificaciones en la atención que ofrece. Su director, Pablo Flores, destacó que enfrentan en simultáneo dos contingencias. Por un lado, el plan de vacunación contra la influenza para los grupos de riesgo, dirigido a más de 13 mil personas en la comuna. Y por otro, la llegada casi inminente de los casos sospechosos por coronavirus.

“Suspendimos por 15 días las consultas de niños, adolescentes y pacientes crónicos, así como los controles de adultos mayores, embarazadas y niños. Para evitar la aglomeración en los centros de salud, respetando el aislamiento que ordenó el Ministerio de Salud”, indicó la autoridad.

Entre las medidas tomadas están la entrega de medicamentos por dos meses y la atención de embarazadas de término y pacientes postrados a domicilio. Pronto se confirmará si también la vacunación de adultos mayores se hará en sus hogares.

Flores destacó que el Cesfam tiene a los médicos dispuestos para atender las sospechas de coronavirus. “Hasta ahora no lo ha ocurrido, pero estamos preparados para enfrentar la contingencia”, indicó. 

Los cambios propuestos por el Cesfam y el Hospital de Pucón apuntan a enfrentar mejor el repunte de casos por coronavirus que a decir de las estadísticas ocurrirá en abril. Este martes la Seremi de Salud, Katia Guzmán, se refirió a la rápida expansión de la enfermedad. “Lo que señala la bibliografía y lo que hemos visto, es que cada persona que se confirma con un cuadro de covid-19 podría contagiar a tres. Por lo tanto, ahí es donde empieza la cadena exponencial 1 es a 3. Y después 3 es a 9 y continúan las potencias”, indicó.