Ataque incendiario en Pucón: helicóptero termina completamente quemado

En el lugar se encontró un corte de un metro de diámetro en una reja perimetral y un cordel que pudo ser usado como mecha. Testigos dicen haber escuchado explosión previo a la combustión de la aeronave. Investiga la PDI.

ALERTA.- La alarma del incendio se dio a eso de las 5:50 hrs. de este martes y acudieron voluntarios de Bomberos y personal de Carabineros. La aeronave prestaba servicios a la Onemi. (Fotografía Rodrigo Navarro)

Un helicóptero Bell 206 Long Ranger terminó completamente destruido luego de un incendio ocurrido a eso de las cinco de la madrugada de este martes. El hecho ocurrió en el aeródromo de Pucón y pese a que hasta el cierre de esta edición no se encontraron panfletos alusivos a alguna causa y tampoco nadie se adjudicó el hecho a través de internet, las marcas encontradas el área (una reja rota, entre otras), marcan que la acción tuvo intencionalidad y fue catalogado en principio como un “ataque incendiario”.

Los antecedentes reporteados por La Voz… indican que las alarmas de alerta se dieron a eso de las 5:50 hrs. de esta madrugada. Hasta el lugar llegaron funcionarios de Bomberos y Carabineros, quienes se encontraron con la aeronave, propiedad de la empresa Heliagro, combustionando casi completamente y con pérdida total. Los funcionarios en el rastreo perimetral se encontraron con dos elementos que les llamaron la atención: el primero un corte de un metro de diámetro en una reja perimetral, la que habría permitido el paso de quienes —en principio— habrían materializado el ataque, prácticamente inédito en la zona. Lo segundo, un cordel de seis metros que estaba quemada y llegaba hasta el helicóptero, lo que fue interpretado como una mecha iniciadora. Algunos testigos refieren, además, a una fuerte explosión que se escuchó antes del incendio.

La empresa dueña de la aeronave, según se supo, prestaba servicios a Onemi en el combate de incendios forestales en verano. Los datos apuntan, también, que la aeronave estaba asegurada. Cercanos a los propietarios indicaron, eso sí, que el ataque los deja sin actividad por prácticamente un año a la espera de que los seguros puedan ser cobrados. 

El Ministerio Público determinó que la Policía de Investigaciones (PDI) quedara a cargo de la indagatoria. Los datos también son manejados por la jefatura militar de la región, quienes están a cargo por el Estado de Emergencia sanitaria a raíz de crisis sanitaria por el coronavirus Covid-19.