Sindicato de Enjoy busca que en caso de quiebra, municipalidad sea subsidiariamente responsable

La situación extrema de la empresa tiene en alerta a los trabajadores que buscan reunirse pronto con el alcalde y los concejales.

El presidente del sindicato de Enjoy, Juan Carlos Silvestre, señaló que busca que la municipalidad de Pucón se haga “subsidiariamente responsable” en caso de que la empresa no pueda superar su mal momento y quiebre. Así lo explicó el líder de los trabajadores de la compañía casinera que opera en Pucón, quien agregó que espera sostener una reunión con el alcalde y los concejales para plantearle los problemas que están afrontando los más de 350 operarios que están, en los hechos, fuera de la empresa por encontrarse acogidos a la Ley Covid, que permite la suspensión de funciones y el pago de un porcentaje del sueldo a través del seguro de desempleo.

“Nosotros hablamos con algunos concejales para que se nos incluyera dentro de las conversaciones, ya que cuando se hablaba se hacía entre gerencia y alcaldía directo, ni siquiera en los concejos. Entonces es lo que estamos pidiendo nosotros, que se nos incluyera”, explicó Silvestre, quien agregó: “Nosotros estamos pidiendo y vamos a reclamar que en caso de que la empresa se acogiera a la quiebra, que la municipalidad sea subsidiariamente responsable”.

La idea del sindicalista es que, debido a que el casino tiene el carácter de “municipal”, la administración pública local sea también incluida en el proceso y pueda responder económicamente en caso de que la compañía no supere sus problemas económicos. Enjoy, tal como se informó el pasado fin de semana, se acogió a un proceso de reorganización judicial con sus acreedores que tiene como objetivo evitar, precisamente, una quiebra.

“Al ser un casino municipal, ellos (la municipalidad) debiera responsabilizarse de los trabajadores”, argumentó Silvestre, lo que en los hechos se traduciría, según él, en demandas al municipio.

Complicaciones

El tema, por ahora, pareciera estar en una situación compleja para todos. Se sabe que además de la solicitud de acogerse a la reorganización judicial, la compañía ofició a la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) para terminar con las concesiones adjudicadas recientemente en Coquimbo, Viña del Mar, Puerto Varas y Pucón. De acuerdo a la información conocida, el objetivo de la compañía es que se licite nuevamente o se les otorgue más tiempo (a lo menos tres años) para materializar el proyecto y también más tiempo a la actual concesión que termina en 2021. Todo esto, por cierto, sin que la SCJ cobre las boletas de garantía que en el caso de Pucón alcanza a los US$13 millones (unos $11 mil millones). 

El alcalde Carlos Barra transparentó en parte su posición en una nota publicada por El Mercurio. Ahí señala que para él, lo mejor es que Enjoy pueda tener más tiempo. “Para nosotros , lo más conveniente es que pudieran conseguir una prórroga en sus compromisos para no detener el casino de Pucón, porque devolver la licencia es bastante más complicado, porque para que la SCJ vuelva a llamar a licitación no sé cuánto tiempo va a pasar”, expresó el jefe comunal.

En todo caso las boletas de garantía, si es que se cobran, están diseñadas para cubrir tres años de impuestos, incluidos los municipales.

Para este jueves por la tarde está programada una reunión por videoconferencia entre ejecutivos de la empresa Enjoy y el concejo municipal.