Administración municipal retrocede en decisión de sacarle recursos a Salud

 Debate se profundizó en el concejo y señales apuntan a que diferencias entre la jefa del departamento Vivianne Galle y las autoridades locales tienden a agudizarse. Discusión por presupuesto está en un punto complejo.

ÁSPERO.- En algún momento el debate en el concejo se presentó bastante áspero, sobre todo luego de que Julio Inzunza y Natalio Martínez entregaran una propuesta de presupuesto.

Cuando faltaban tres minutos para las 16 horas, el departamento de comunicaciones de la municipalidad envió un comunicado de prensa en el que se referían a la decisión, informada por La Voz…, de descontar $220 millones del presupuesto del departamento de Salud este año. Todo esto en medio del déficit que vive la municipalidad por la crisis económica y en el contexto de la pandemia del coronavirus. La nota en cuestión se titulaba: “Alcalde Barra desmiente rebaja en presupuesto de Salud municipal”. Eso, como si nunca hubiese existido la decisión. Pese a que la misma directora de la repartición, Vivianne Galle, lo transparentó en un oficio dirigido a la administración municipal con copia a todos los concejales, el mismo al que tuvo acceso este medio y fue publicado en la nota periodística que originó la controversia.

Pero el tema no solo estaba respaldado por el oficio de Galle, sino que también el concejal de la DC, Omar Cortez, transparentó que la decisión del recorte era efectiva y les fue comunicada en una reunión privada que tuvieron con el administrador Rodrigo Ortiz, la semana pasada. “Los antecedentes que yo manejo son dos. El primero es que yo, Omar Cortez, concejal de la comuna vi, escuché y puse un contrapunto respecto a la propuesta de Rodrigo (Ortiz), el administrador, de sacar esos $220 millones y se me informó, también, de parte de otros directivos que no puedo señalar quiénes son, que se había planteado en reunión de CTA (Consejo Técnico Asesor formado por los directivos municipales y el alcalde)”, aclara Cortez, quien agrega: “La directora, por ningún motivo puede estar pensando que esto es algo ficticio. No era solamente una idea que andaba dando vuelta, sino que ya se estaba empezando a materializar”.

Es decir, según el concejal Cortez, la decisión de no entregarle los $220 millones a Salud estaba en proceso de llevarse a cabo. ¿Qué pasó? Algunas fuentes consultadas sostienen que el tema se cae por haberse hecho público y lo impropio que pareció retirarle los recursos al departamento que es la punta de lanza contra el coronavirus en Pucón. Otros, más cercanos a la administración, señalan que solo era una idea más de las muchas que se manejan con el afán de mitigar el déficit de recursos que ya va en $1.400 millones y que podría alcanzar los $3.000 millones a fin de año.

Espacio Disponible

Ahora, en el comunicado oficial, el propio alcalde manifestaba una evidente molestia que también transparentó en el concejo de la mañana. Carlos Barra estaba incómodo por la publicidad alcanzada por el oficio de Galle. Pero más allá del entendible enojo con la filtración mediática, para él tampoco era un tema que se debía tratar en el concejo. Incluso, le realizó un llamado de atención a la secretaria municipal, Gladiela Matus, por haber llevado el documento (el oficio de Vivianne Galle) a la reunión de los ediles. “Yo hubiese sabido el tenor de ese oficio que la Gladiela (Matus) llega y lo lee, sin habérmelo mostrado a mi primero… estamos confundiendo a la opinión pública. Y esto lo encuentro grave”, señaló molesto el alcalde Barra en el concejo realizado por videoconferencia. 

La molestia, por cierto, se traspasó algo más matizada al comunicado de la tarde, aunque acá el jefe comunal enfocaba sobre “algunos funcionarios” que se tomaban atribuciones. “La verdad es que se ha hecho una denuncia que confunde a la ciudadanía, esto no es así y lo quiero desmentir categóricamente. Se han tomado algunas atribuciones algunos funcionarios de hacer estas denuncias y se han metido en la parte administrativa que le corresponde hacer al Municipio y no es para que se ventile públicamente”, expresaba Barra.

Ahora, el punto es a quiénes se refería con lo de “funcionarios que se habían tomado atribuciones”. Si bien La Voz…, trató de ahondar en este elemento con los cercanos al alcalde, nadie quiso especificar a quiénes o a quién apuntaba la primera autoridad en esa alusión. Ahora, para nadie es un misterio las diferencias históricas y públicas que el alcalde Barra ha mantenido con la directora Galle. Estas tuvieron su punto más álgido en agosto de 2018 cuando, en una entrevista con La Voz…, la jefa de la salud municipal realizó una serie de acusaciones y vislumbró, incluso, dejar el cargo. Las fuentes consultadas en este tema aseguran que la relación entre ambos ha sido distante. Y que la administradora pública de profesión (Galle) resulta incómoda para algunos de los directivos municipales. El punto es que la profesional tiene piso basado en sus buenos resultados al frente de la salud local. De hecho, se considera que gran parte de la contención del coronavirus en Pucón se debe a la labor de Galle y su equipo; a quien se le reconoce la gran labor realizada con la Oficina Covid, unidad encargada de realizar seguimiento y trazado a los casos pesquisados en la zona. Por lo mismo, no parece simple meterse con ella.

Conflicto con Inzunza

Pero a la conocida distancia de Vivianne Galle con el alcalde, hay que sumarle un nuevo elemento en la relación de la directora de Salud con las autoridades locales. Eso, porque también durante el concejo de la mañana de este martes, se conoció la existencia de una dura respuesta de la profesional al concejal Julio Inzunza, por un oficio enviado por este último el 22 de mayo pasado al alcalde en el que le consultaba por el pago de las horas extras, la contratación de personal y el uso de vehículos públicos en el departamento de Salud de Pucón. 

La respuesta de Galle a Inzunza, además de incluir las explicaciones a los cuestionamientos del edil, incluye una serie de valoraciones y frases duras por las actitudes que, según la directora de Salud, tuvo el concejal en oposición a la gestión en el departamento. “Vengo a manifestar mi molestia debido a que este edil, desde hace dos años, viene manifestando actitudes hostiles hacia esta Dirección de Salud. Con este último documento enviado me queda clara que su intención está lejos de colaborar en una situación de catástrofe en la cual el departamento de Salud ha demostrado una impecable gestión la cual él pone en duda”, se lee en la respuesta de Galle fechada el 25 de mayo. (N de la R: ambos documentos, la consulta del concejal y la respuesta de la directora, se encuentran al final de esta nota linkeados)

Si bien Inzunza no respondió los llamados o los mensajes de La Voz…, en la reunión de concejo sostuvo que el oficio fue dirigido al alcalde y que al realizar las consultas solo estaba cumpliendo con su rol fiscalizador. Además que no le parecía que la respuesta fuese leída públicamente en la reunión. Y de hecho no se leyó.

Propuesta incómoda

Pero el tema no quedó solo en eso. Minutos después en el concejo, el mismo Inzunza leyó una propuesta patrocinada por él y el también RN, Natalio Martínez. En ella ambos ediles daban una serie de medidas para aminorar el déficit que vive la municipalidad. En resumen las medidas pasaban por terminar con arriendos, finiquitar los convenios con otras instituciones, por término a contratos de asesores externos, bajar hasta en un 30% las remuneraciones a los contratos a honorarios y no traspasar los pagos a Salud por el artículo 45. Esto último corresponde a dineros que incrementan las remuneraciones de profesionales y personal de apoyo en la salud municipalizada que se desempeñan, principalmente, en el sector rural. Si bien la propuesta encontró cierto eco en el alcalde Barra; tanto Omar Cortez, como Cristian Hernández y Juan Carlos Gallardo la rechazaron, principalmente por los recortes de sueldos y porque consideraban que las propuestas deben nacer, necesariamente, desde la administración municipal liderada por Carlos Barra.

Por ahora se espera que el tema del presupuesto disminuido, el déficit y los eventuales recortes se mantenga en el debate público. Ya existe en vías de programación nuevas reuniones para el debate y análisis del tema. Pero hay límites de tiempo. Y uno que lo puso fue el DC Omar Cortez, quien señaló que si el alcalde no llegaba con una propuesta para la segunda quincena de junio, él iría a Contraloría. Es decir, la historia sigue y está lejos de terminar.

Documentos

— Si usted quiere conocer el documento que envía Julio Inzunza al alcalde, haga click aquí.

— Si usted quiere conocer la dura respuesta de la directora de Salud Vivianne Galle ante el requerimiento de Inzunza, haga click aquí.