Cronograma del plan regulador implica que será concejo electo en abril el que finalmente lo valide o lo rechace

Si bien gran parte del trabajo lo realizarán los actuales ediles, será la nueva mesa e, incluso, eventualmente otro alcalde quienes tomen la decisión final. Actores señalan que si la labor técnica se hace bien y ajustada a las normas no debería haber trabas desde lo político.

OBSERVACIONES.- Los concejales validaron las observaciones al anteproyecto planteado por la consultora. Ahora se está a la espera de la respuesta de la empresa externa.

Mientras el país ve algo de luz en la pandemia de coronavirus y Pucón suma una semana completa sin casos positivos; hay otros elementos que se debaten con una relevancia alta para el futuro de la comunidad. Quizás el más importante es el nuevo Plan Regulador Comunal (PRC); órgano que está en etapa de anteproyecto y que este viernes por la mañana el concejo municipal votó las observaciones realizadas a la pre-propuesta de la consultora Nómade. Pero más allá de los conceptos técnicos aparece el elemento político. Y no es menor. Eso, porque también se expuso el cronograma del proceso que viene e, irremediablemente, el nuevo PCR será votado (para su aprobación o rechazo) por el nuevo concejo municipal electo en abril de 2021.

De acuerdo a los plazos, publicados en la web municipal, una vez que se definan si las modificaciones realizadas por el concejo (asesorados por equipo técnico municipal) a la consultora pueden ser integradas y sortear eventuales restricciones legales, Nómade tiene un plazo de 353 días para presentar el proyecto final y quemar todas las etapas que este período conlleva; entre ellas, el informe ambiental, las consultas públicas, la participación ciudadana y eventualmente la consulta indígena. Así las cosas, el proceso podría estar terminado y listo para votación final la segunda quincena de agosto de 2021. Y en esa fecha debería estar operativo el nuevo concejo municipal elegido en abril del 2021. Y en ese escenario, con una elección de por medio, es inevitable mirar al elemento político sancionando un proyecto con un importante componente técnico.

Ahora, algunas fuentes conocedoras del proceso técnico confidenciaron a La Voz…, que si bien el componente político del PRC es un elemento que no se debe perder de vista; es trascendental que se cumpla con todas las disposiciones legales que sancionan el proyecto, sin saltarse etapas y siendo muy rigurosos con los procedimientos. De esta forma, una vez cumplidos los plazos, un nuevo concejo tendría pocos márgenes y argumentos para rechazar la propuesta final.

El concejal de la DC, Omar Cortez, tiene una opinión en la misma línea de lo señalado en el párrafo anterior. Cataloga la situación de que se una nuevo concejo quienes, en definitiva, validen finalmente el PRC como “irrelevante”, ya que solo sería un trámite administrativo. “El trabajo ya estaría finalizado y los cambios del instrumento serían inexistentes”, argumenta.

Espacio Disponible

Una opinión similar tiene el RN Cristian Hernández. Éste señala que las gestiones edilicias traspasan los períodos acotados de cuatro años. “La consultora Nómade tiene sentido de protección, control del crecimiento y sustentabilidad social que la gente empatiza y valida. Puede tener observaciones, pero son subsanables”, explica y luego agrega: “Las gestiones y decisiones comunales siempre han traspasado los periodos de cuatro años. Esto no tiene porque ser algo inusual”. En todo caso, Hernández, tampoco se hace mucho problema si los nuevos ediles rechazan la propuesta final: “Si a ese cuerpo colegiado no le parece que el trabajo esté bien realizado es completamente lícito”.

Juan Carlos Gallardo, del PPD, también participa de la discusión; pero en el sentido contrario. Él lamenta que no sea este concejo el que resuelva el proceso en su totalidad; aunque estima que un porcentaje de los actuales ediles se pueda reelegir. “Lamentablemente  los tiempos no dan para este concejo. A lo menos tres o cuatro seguirán. Con tres más el alcalde aseguran la votación de lo que se ha hecho”, dice.

Observaciones al anteproyecto

En el concejo de este viernes, en tanto, los ediles liderados por el alcalde Carlos Barra, validaron la propuesta de observaciones hechas al anteproyecto presentado por la consultora. La mayor parte de ellas apuntan a detalles técnicos de zonificación y algunas restricciones más generales, como por ejemplo, no poner discotecas o bares en zonas cercanas a la ribera del lago o evitar los juegos electrónicos de azar. La consultora tiene un plazo de dos semanas para decidir integrarlas o no de acuerdo a las disposiciones urbanísticas y legales; para después despachar el anteproyecto final al concejo. Una vez superada esta etapa viene el plazo del proyecto final el que finalizará, tal como se explica más arriba, a fines de agosto.

Documentos de interés

Presentación del anteproyecto.

Memoria explicativa del anteproyecto.

Observaciones del concejo al anteproyecto.