Sin misterios para un nuevo Chile

Vivimos tiempos intensos para aquellos que gozan del movimiento político y social, pero no son tiempos fáciles por una altísima polarización, una pandemia y por consecuencia una crisis social y económica sin precedentes en este siglo y además un proceso de eventual reestructuración político para nuestro país. 

En medio de todo este escenario incierto, además, vienen elecciones comunales que de alguna forma están más directamente ligadas con la cotidianidad de nuestro Pucón. El actual alcalde Carlos Barra, en entrevista con este medio, confirmó que su decisión de postular a nuevo período (el séptimo no consecutivo) en el municipio está firme y que no considera tener impedimentos para hacerlo. Además en una polémica declaración confirmó que el concejal Cristian Hernández, de su mismo partido —quien también había indicado la voluntad de competir con por el sillón municipal— había informado su desistimiento de esa decisión lo que le dejaba el camino libre. Declaración polémica porque el mismo Hernandez después desmiente tajantemente esa información indicando que sigue en busca de competir en una primaria interna con el actual alcalde para que sea la ciudadanía que elija quien representará al sector en la municipal de abril del 2021.

Sin embargo, el mismo Carlos Barra evitó definir una postura respecto a si está disponible para primarias o no. Todo esto  confunde gratuitamente a la población. Más allá de la posición que tenemos como medio (y ya planteada en editoriales anteriores) de la necesidad de que el pueblo participe en el proceso y de que el tiempo de imposiciones  cupulares en política ya pasó, nos preocupa la poca transparencia que este debate está teniendo. Y nos preocupa, porque de haber primarias legales  estas debieran realizarse  el 29 de  noviembre con campañas previas incluidas y todo en medio del plebiscito para la nueva constitución es decir el agua está demasiado revuelta para seguir jugando al misterio o las viejas técnicas políticas de antaño. 

Creemos  que quienes están dispuestos a competir se definan y el debate se concentre en los proyectos y las ideas y no simplemente en elementos personales, cupos y espacios políticos que tanto daño han hecho en el pasado. Reiteramos nuestra posición. Nos  parece necesario que las primarias se entiendan como un piso mínimo para competir en este nuevo Chile pero, aún más, que la ciudadanía sepa con anterioridad las instancias de participación que se les demandará. Así construimos un mejor Pucón en donde todos tengan los espacios para participar y que se imponga la fuerza de la mayoría, sea lo mejor o no. Eso depende de Dios.