Gremios preparan protocolos de destino y manifestación pública para tener a Pucón abierto para el eclipse y el verano

Movimiento afina una protesta para la próxima semana que incluiría sacar mesas y camas a la calle principal para visibilizar la crisis económica que vive la comunidad por la pandemia del coronavirus.

RIESGO DE MUERTE.- Según lo que dice Pablaza, si Pucón no está abierto para el eclipse y el verano la posibilidad de que gran parte de la industria no se levante de ese golpe es real.

A principios de semana se viralizó un audio en Pucón que hacía un llamado a la comunidad para movilizarse por la crisis económica generada en el contexto de la pandemia del coronavirus. Crisis que, por cierto, tiene paralizada a la industria del turismo, principal actividad —por lejos— económica de la comuna. Y el audio, al contrario de los muchos que circulan en dudosas cadenas de whatsapp, resultó ser cierto. La fuerza gremial puconina prepara un plan de seguridad para el destino que permita abrir el pueblo en el verano y, además, una protesta que visibilice la crisis económica oculta tras el fantasma del Covid-19.

Julio Pablaza, director de la Cámara de Turismo local entrega más detalles y cuenta que el tema parte por la posibilidad y necesidad de los privados de generar un protocolo de destino que permita desarrollar en algo la principal actividad económica de Pucón. Todo esto en el contexto de las restricciones generadas por el Estado para contener la pandemia. “Toda la comunidad de nuestro destino, Pucón, está sufriendo. Toda la cadena está comprometida: desde las empresas turísticas, la gente que hace mantenciones, la artesanía, etc. Toda la comunidad está pasando por un muy mal momento y consideramos que ya no podemos esperar más”, explica Pablaza, quien agrega que, a su juicio, cree que en Pucón se han hecho las cosas bien respecto a los cuidados que la gente local ha llevado para contener el virus: “Hemos acatado todas las recomendaciones como niños de kindergarten. Cuando nos dijeron guárdense, nos hemos guardado; cuando nos dijeron que hay que cerrar, hemos cerrado los negocios; que necesitábamos protocolos y todos tenemos protocolos en las diferentes áreas del turismo y de los servicios. Pero sentimos que nos falta una parte que es este cuidado externo: medidas que nos ayuden a cuidar que quienes vengan a nuestro destino estén sanos y desde ahí sale el concepto de ‘protocolos de destino’”.

Estos “protocolos de destino”, explica el dirigente gremial, es un encargo que le hacen a la Universidad de la Frontera (Ufro) y que fue apoyado por el Sernatur y la subsecretaría de Turismo. “En esa línea y en apoyo a los protocolos de destino, vimos que era importante tener una manifestación ordenada, cuidada y organizada y totalmente pacífica en la que podamos demostrar nuestra situación y demostrar cuál es el estado del arte de nuestra comunidad hoy”, acota Pablaza. 

El dirigente sostiene que son 17 gremios puconinos que están en la cruzada; además de otras organizaciones sociales. La idea principal de todo esto, según dice, es que se pueda trabajar sin amenazas de cuarentenas en una temporada estival que vaya del 10 de diciembre (incluye el eclipse del 14) hasta fines de febrero. Además de eso, el plan busca integrar a organizaciones de Villarrica y Curarrehue: “Cuando hablo de comunidad también se incluye a Villarrica y Curarrehue. las conversaciones han sido por el corredor lacustre; no obstante el plan piloto sería en Pucón y esta manifestación (planificada en principio para el 5 de noviembre) sería en Pucón”. La manifestación sería en O’Higgins e implicaría, incluso, sacar mesas, balsas, camas y artesanía a la calle como señal de que los gremios salen a buscar a los turistas a la vía pública.

Liderazgo cuestionado

Si bien la municipalidad también está en esta línea de manifestación y trabajo; Julio Pablaza desliza algunas críticas del liderazgo de las autoridades, incluyendo la del alcalde Carlos Barra. El punto es que todo esto partió de los privados y algo encima de la temporada y del eclipse y no desde la jefatura comunal quien, a su juicio, ha mantenido una actitud más bien pasiva frente a la contingencia y crisis que se enfrenta. 

“La actitud del señor alcalde ha sido un poco esperando que las soluciones vengan desde arriba. Nosotros estamos totalmente a la inversa. Nosotros estamos procurando soluciones desde abajo”, apunta y luego agrega: “Yo creo que, definitivamente, pudimos haber comenzado esto antes. Creo que se pudo haber empezado en forma paralela este trabajo meses antes”.

Julio Pablaza reconoce que, finalmente, tener la comuna cerrada para la temporada de verano es, prácticamente, una sentencia de muerte al tomar en cuenta que el turismo genera formalmente un 54% del producto interno bruto. Es decir, de cada cien pesos que entran a la economía local, 54 vendrían del turismo. Pero la cifra se incrementa ya que esto (en un estudio realizado por la misma Ufro) no cuenta a las empresas con casas matrices en Santiago (como Enjoy) y a la informalidad. El número podría llegar al 90%: “Es toda la comunidad la afectada. Un cierre sería desastroso”.

Cordones y PCRs

El protocolo que prepara la Ufro incluiría, entre otras cosas, varios cordones sanitarios para entrar a la zona e incluso la posibilidad de exámenes PCR reciente a las eventuales visitas.