Las indefiniciones que dividen al gobierno y a los gremios por el eclipse

Protocolo sería presentado este miércoles, pero hay diferencia sobre el momento en que se produzca el cierre total de la zona y la aplicación de cordones sanitarios efectivos. A 12 días hay más sombras que luces en medio de la pandemia.

INTENDENTE.- El intendente Víctor Manoli se comprometió a llevar una respuesta para este jueves sobre los planteamientos de los gremios a las autoridades nacionales. (Fotografía PucónTv).

“En este minuto no iría de vacaciones al sur porque la circulación viral es altísima”. Las palabras del ministro de Salud Enrique Paris dieron la partida a una convulsionada mañana en Pucón. Y claro, el secretario de Estado hacía directa mención al eclipse del próximo 14 de diciembre de 2020 que tiene en posiciones encontradas a los gremios del denominado Corredor Lacustre (Villarrica, Pucón y Curarrehue) y el gobierno. ¿La razón? Las medidas para enfrentar el fenómeno astronómico son consideradas como insuficientes por los empresarios y comerciantes. El punto es que se teme que el alto flujo de personas que podría llegar para esa fecha provoque un alza de contagios que ponga a la zona en una cuarentena en pleno verano. Y esto último sería un verdadero “tiro de gracia” para la moribunda industria turística local.

Así las cosas, las palabras de Paris pusieron un ingrediente más a la reunión que sostuvieron la mañana de este miércoles los gremios y las autoridades. Lo que se esperaba fuera la presentación del protocolo oficial no terminó de la mejor manera. Pasado un poco más de tres horas salieron los empresarios y las palabras reflejaban la indignación y el temor a lo que ellos mismos denominaron como una potencial “catástrofe sanitaria”. “Las explicaciones que nos dieron no tienen sentido”, lanzó Néstor Fiorentini en su encuentro con los medios de prensa fuera de la municipalidad. Según Fiorentini, todo partió mal de entrada con los cálculos que llevó el gobierno regional y el intendente, Víctor Manoli, en torno a que se esperaban unas 20 mil personas para el eclipse. Según los empresarios, lanzar un número así no tiene mayor asidero. De acuerdo a su visión y a sus datos, creen que a Pucón podría llegar del orden de las 300 mil personas. Demasiada diferencia.

Pero la mayor complicación está en el cierre de la Zona Lacustre. Es decir, cuando se debe poner una especie de cerco que impida el acceso al corredor. La propuesta del gobierno es el domingo 13 de diciembre a las 23:59. Es decir, casi 12 horas antes del evento. Los gremios van por 72 horas antes y, además, un cordón sanitario efectivo 24×7 a partir del jueves 10 de diciembre. Las autoridades pretenden que solo sea un control sanitario. Es decir, personal que se preocupe de que los que lleguen lo hagan con su pasaporte sanitario y los permisos correspondientes; además de que quienes vengan no estén en cuarentena. 

El punto es que la presentación de los protocolos se frustró, los gremios mostraron su descontento y el gobierno trató de explicar algo casi inexplicable: por qué a doce días del fenómeno cósmico y en medio de la peor pandemia de los últimos cien años, no se tienen medidas claras y es una sumatoria de improvisaciones. 

Ahora, se supone, que el intendente Manoli debe llevar las solicitudes de los gremios a las autoridades en Santiago para definir los elementos que están en discordia. Por lo mismo, se espera que el protocolo definitivo sea presentado este jueves en algún momento del día.