Municipalidad apuesta por bajar positividad y mayor fiscalización para terminar la cuarentena a las dos semanas

Alcalde subrogante Rodrigo Ortiz se refiere a lo que viene para Pucón y cómo se espera revertir el cierre que, a lo menos, duraría hasta la primera quincena de febrero. Señaló que hizo peticiones de ayuda económica y mayor presencia militar al Gobierno. Además, reconoció que los gremios hicieron un mea culpa.

LA PREVIA.- La imagen, tomada la tarde de este miércoles, muestra cómo están las calles del centro de Pucón con bastante desplazamiento vehicular y de peatones, como es costumbre en esta época del año.

El alcalde subrogante Rodrigo Ortiz posiblemente ha debido aparecer en la televisión desde el lunes más de lo que lo ha hecho en casi toda su vida pública. Y no es poco. Y esto para tratar de responder las preguntas de la prensa sobre los efectos e implicancias que puede tener la compleja cuarentena (parte este jueves a las 5 AM) decretada por el ministerio de Salud para Pucón en plena temporada alta. Pero más allá de los anuncios de acciones legales y manifestaciones de parte de los gremios, la apuesta de la administración pública local (con un alcalde Carlos Barra convaleciente por covid y de duelo por la muerte de su esposa el lunes) pasa por ser rigurosos con la cuarentena bajar los niveles de positividad y poder revertir la situación en dos semanas que es cuando el ministerio evalúa la situación. Y para eso Ortiz cuenta que solicitaron, además de ayuda económica para los gremios, una mayor presencia militar y policial.

“El porcentaje para determinar si vamos a cuarentena es el número de PCRs positivos que salen. La positividad. La relación que se toma para determinar si avanzas o retrocedes es un porcentaje que no puede superar el diez por ciento. Y nosotros, en los últimos exámenes que se realizaron la semana pasada alcanzamos el 30 por ciento”, explicó Rodrigo Ortiz, quien agrega que en el fondo esa es la razón real del retroceso, más allá de que para ejemplificar el ministro de Salud Enrique Paris haya usada la tasa de positividad efectiva que la semana pasada estaba en 319 por cien mil habitantes, pero con una base de población de 30 mil habitantes: “Esa es la causa de por qué retrocedemos tan rápido. Y tiene que ver con el número de PCRs que realizas a diario. Si en una semana la positividad baja, podemos avanzar. Y a lo que nosotros estamos apostando es a eso”.

Por lo mismo, la idea es poder estimular y fiscalizar para que la población respete la cuarentena y que los números vayan a la baja: “La evaluación de la cuarentena son dos semanas. Nosotros sí o sí vamos a estar dos semanas en esta etapa de cuarentena. El lunes hicimos dos petitorios. Uno al ministerio de Economía que de alguna manera y considerando el retroceso para Pucón y que vivimos de la visita se genere alguna bajada de recursos para el empresariado para enfrentar la crisis que se va a venir. Y el otro petitorio lo hicimos al jefe de Defensa, ya que sí o sí requerimos de la presencia de las Fuerzas Armadas para que esta etapa de confinamiento se haga y para que no suceda lo que sucede en otras comunas donde la gente no respeta la cuarentena porque no hay control. Y bajo este mismo parámetro poder bajar estos indicadores”.

Sobre la posibilidad de acompañar a los empresarios y comerciantes en torno a sus demandas y acciones; el alcalde subrogante señaló que así lo harán, aunque en el tema de la acción judicial, probablemente se limiten a entregar asesoría si así lo requerían. “Más que llamar la atención a través de manifestaciones, uno de los análisis también hubo un mea culpa. El análisis de ellos (los empresarios) tampoco pasaba por echarle la culpa a una institución o a un sistema. La responsabilidad era compartida y se reconocía, por ejemplo, que no se estaba respetando por el mismo empresariado los aforos, las condiciones de distanciamiento o el toque de queda”, reconoció Ortiz, quien agregó: “También está la queja de que acá se hizo un trabajo preliminar (protocolos de destino) que se presentó al ministerio de Salud y no fue considerada para plantear una política sobre lo que iba a ser el verano”.

Para este miércoles en la noche los gremios tienen preparado una manifestación una hora antes del toque de queda. La idea, según se publicó en redes sociales, es poder hacer un cierre simbólico del pueblo y se llama a llevar banderas y globos negros como simbolismo de la crisis que vive el pueblo.

Altos contagios

Este miércoles la seremi de Salud informó de 61 nuevos casos de de Covid-19 para Pucón, lo que eleva los activos a 107, la cifra más alta de lo que va de la crisis que partió en marzo.