Aucán Huilcamán respalda toma de terrenos que complica funcionamiento de canal de TV local

Candidato a gobernador e histórico dirigente mapuche señala que la acción marca un momento histórico en el que comienza un profundo movimiento por la “recuperación territorial” y que esto será visto por turistas y empresas de turismo.

ANTENA.- En uno de los lotes tomados por la comunidad en Quelhue se encuentra la antena que utiliza el canal local Pucón Tv para transmitir su señal.

El dirigente del denominado Consejo de Todas las Tierras y actual candidato a gobernador, Aucán Huilcamán, respaldó una toma de terreno en el sector de Quelhue; específicamente de un lote en el que tiene instalada su antena transmisora el medio de comunicación local Pucón Tv.  La acción reivindicatoria fue liderada por miembros de la comunidad Manuel Huaiquivir; quienes enviaron un comunicado a diferentes medios de comunicación en el que hacían un repaso de la historia del terreno y acusaban una usurpación violenta ocurrida en la década de los ‘80 en la zona.

Al respecto Huilcaman señaló —también en un comunicado público— que con la acción se marcaba un hecho histórico que partía con la recuperación territorial en la zona. “Es un hecho histórico y que se esperaba venir y tal cual se desarrollan los hechos. Allí comienza un profundo y contundente movimiento mapuche por la restitución  territorial”, sostuvo el dirigente mapuche en el documento, en el que luego agregó: “Las empresas turísticas y los turistas en Pucón comenzarán a ver esta situación de manera irreversible”.

En tanto, la comunidad Manuel Huaiquivir sostuvo en su comunicado que consideran nula toda acción de venta, loteo o construcción de infraestructura que pretenda instalar en el lugar y que recurrirán a todas las instancias nacionales e internacionales para recuperar el territorio. 

“Declaramos el paño de tierra de nuestra comunidad, hoy, en manos privadas como ‘tierra en recuperación’ y que utilizaremos todos los recursos nacionales e internacionales para recuperarla y consideraremos nula y sin efecto toda acción de venta, transferencia, edificación de cabañas o cualquier otra instalación que allí se pretenda construir”, se puede leer en el texto.

La acción pone en riesgo el funcionamiento del canal local y su trabajo informativo y de ayuda a la comunidad. De continuar esta situación podría, incluso, configurarse indirectamente un atentado a la libertad de expresión.