Conaf indaga tala de árboles luego de una denuncia realizada por la municipalidad en Tres Esquinas

Imágenes se viralizaron en redes sociales y la familia Quiñenao señala, además, que se ponen en peligro lugares ceremoniales ancestrales mapuches. Desde el entorno de los propietarios actuales —grupo Eltit— sostienen que era necesario habilitar un camino al interior del terreno y que solo se han cortado arbustos. 

RESGUARDO.- Actualmente el terreno cuenta con una medida de protección luego de una denuncia por usurpación y amenazas. (Fotografía Facebook).

Desde hace una semana aproximadamente las imágenes de maquinarias trabajando en un bosque en Pucón se hicieron virales. Y tras ellas, varias denuncias en redes sociales de agrupaciones ambientales y mapuches en torno a la acción que realizaba la familia Eltit. Por lo mismo, la municipalidad decidió realizar una denuncia a la Corporación Nacional Forestal (Conaf), quienes iniciaron una investigación para cerciorarse si en el lugar —sector Tres Esquinas, tras el denominado mall de la ciudad— se estaba realizando una tala ilegal de bosque nativo sin autorización.

Pero el conflicto ha ido escalando con los días. Y al tema además de lo ambiental, se le sumó una arista cultural, luego de que la familia Quiñenao (otro emblemático grupo puconino) denunciara que por la acción de la maquinaria corrían peligro sitios de carácter religioso. Según el werken (vocero) Carlos Quiñenao, son cerca de cinco sitios ceremoniales que corren peligro con la intervención de la maquinaria y es deber de ellos como familia y parte del pueblo mapuche defenderlos. “Nosotros estamos peleando, en primer lugar, por nuestros sitios ceremoniales y ancestrales que están siendo intervenidos por las máquinas y eso fue lo que gatilló y apresuró todo esto”, explicó Quiñenao a La Voz… Pero hay más, el vocero de la familia sostuvo que también esperan recuperar —vía una acción judicial formal— las 42 hectáreas que, según él, le pertenecen a su familia, debido a que la adquisición —de acuerdo a su versión— no fue ajustada a derecho: “Estamos en ese proceso con los abogados. Partimos con un estudio antropológico porque nos interesaban nuestros sitios ceremoniales que fueron intervenidos”.

Desde Conaf, en tanto, señalaron que luego de recibida la denuncia realizaron una primera inspección en el lugar y que se pudo observar, preliminarmente, que se trataba de una intervención para habilitar un camino de tres metros de ancho y que se cortó matorral, pero que en principio no se apreciaba corte de árboles mayores. Además agregaron que anteriormente ya habían recibido una denuncia por una tala ilegal y que de hecho están en un juicio con la familia Eltit, cuya causa está a la espera de sentencia. Por lo mismo se espera que este jueves un equipo de Conaf venga a hacer una inspección en terreno para verificar los antecedentes. Al cierre de esta edición, desde la municipalidad de Pucón señalaron que este miércoles se le notificó a los propietarios por estar realizando trabajos sin la autorización de Conaf.

Desde el entorno de la familia Eltit señalaron que era necesario intervenir en el terreno de su propiedad —señalan que poseen todos los papeles y que ya ganaron litigios anteriores en tribunales por el tema— para habilitar un camino de unos 450 metros para levantar una pandereta divisoria que, incluso, construyeron al interior del terreno que les pertenece y no en la línea divisoria para “evitar malos entendidos”. Por ahora el tema también tiene una arista en la fiscalía ya que hay una denuncia de parte de los Eltit por usurpación y amenazas y se les otorgó una medida de protección.