Corte de Apelaciones declara inadmisible recurso de la municipalidad en el caso de la destituida jefa de Finanzas

La decisión fue conocida la noche de este martes y ahora la unidad Jurídica de la administración pública local deberá analizar los pasos a seguir. Probablemente el tema termine en la Suprema. Presidente de funcionarios entregó su apoyo a María Victoria Román.

SUPREMA.- Es altamente probable que la definición judicial del recurso sea tomado por los ministros de la Corte Suprema en Santiago.

De una manera express. Así fue la determinación de la Corte de Apelaciones de Temuco que determinó como “inadmisible” el recurso de protección que ingresó la municipalidad de Pucón y que buscaba dejar sin efecto la resolución de la Contraloría regional que ordenaba reintegrar a la destituida jefa de Finanzas de la administración pública local, María Victoria Román. 

La resolución se conoció la noche de este martes, lo que implica que la unidad Jurídica de la municipalidad deberá replantear los caminos a seguir para reafirmar el dictamen del sumario que terminó con Román fuera del organismo. Todo esto en el contexto del encasillamiento de los funcionarios antiguos en la nueva planta municipal. Según el denunciante de la funcionaria, Juan Antonio Ulloa, María Victoria Román quiso intervenir en el proceso para beneficiar a un familiar. Según la posición de la jefa de Finanzas (acreditada por el dictamen de Contraloría), solo quiso corregir un error en el proceso.

En todo caso, es probable que la unidad Jurídica, liderada por el abogado Edmundo Figueroa, defina apelar a la decisión de los jueces y el tema, finalmente, se dirima en la Corte Suprema. Mientras, en Pucón, la funcionaria quien técnicamente está de vuelta en el servicio, solicitó unos días de permiso por vacaciones a la espera de que la situación se resuelva y quede firme. Román también tiene una demanda por tutela laboral en contra de la municipalidad, la que asciende a $80 millones y se ventila en los tribunales de Pucón.

En tanto, el presidente de la asociación de funcionarios municipales de Pucón, Patricio Ibáñez, envió una carta de apoyo a Román. En ella acusaba al alcalde Carlos Barra de una especie de “persecución” en contra de quienes no tenían sus mismas ideas. “Vengo acusando a el alcalde y  esta administración de constantes apremios y acoso laboral en contra de quienes no pensamos de la misma forma que ellos y quienes no estuvimos de acuerdo con la controversial y poco ética planta municipal, que fue realizada entre cuatro paredes, sin tener derechos a participar de esta, a la misma sra. Román en su calidad de jefa de Personal en ese momento y quien habla en mi calidad de presidente de la asociación”, señaló Ibáñez en su texto, en el que luego agregó: “Solicito a la comunidad y al nuevo concejo electo, apoye a los funcionarios Municipales, cualquiera sea su calidad jurídica, para dejar de ser tratado injustamente solo por el hecho de pensar diferente a las autoridades que nos gobiernan”.

La respuesta de la Corte