Pucón cambió

Lo ocurrido en el país el fin de semana pasado no puede dejar indiferente a nadie. El cambio estructural que pareciera estamos viviendo se manifestó fuertemente con un amplio rechazo a los partidos políticos tradicionales y un avance claro hacia posiciones de izquierda más duras y extremas. Y Pucón no quedó exento de eso.

En nuestra comuna, Carlos Barra, quien ha liderado por ya más de 20 años, estuvo muy cerca de sufrir su primera derrota electoral a manos de la independiente de centro izquierda y ex alcaldesa Edita Mansilla. Solo 191 votos separaron ambas opciones y Barra solo respiró algo más aliviado bien entrada la noche del domingo cuando aseguró su triunfo en las urnas. Pero no fue solo la elección de alcaldes la que se vivió intensamente en Pucón; también el concejo municipal estuvo más disputado que otras veces. Y ahí también podemos decir que Pucón cambió.

Y Pucón cambió, porque la configuración de los ediles ya no será la misma. Ya no estará la clara hegemonía RN que marcó los concejos anteriores y que tuvo, en esta oportunidad, al DC Omar Cortez como un permanente aliado desde la oposición. Ahora las fuerzas estarán más equiparadas, con un inédito concejal comunista (Ricardo Cortés) y una presencia opositora marcada y pareciera ser con personas muy capacitadas académicamente como Daniela García, independiente apoyada por el PPD. Pero en el oficialismo también habrá voces disímiles. Eso porque vuelve Armin Avilés, con quien el actual alcalde tuvo serias diferencias en el pasado que incluso llegaron a tribunales. Y también con Cristian Hernández, quien nunca escondió su intención de postular a jefe comunal, pero fue permanentemente bloqueado por un RN controlado, en Pucón, por los cercanos al alcalde. Hernández, quien obtuvo primera mayoría con más de 1.300 votos, pareciera está en una posición privilegiada. El jefe comunal pareciera ser que lo necesita para poder armar un bloque sólido para enfrentar la arremetida opositora (quienes ya anunciaron una auditoría externa). Ahora, el eventual apoyo de Cristian Hernández, probablemente, tenga algunas solicitudes de parte del concejal; quien por cierto mira nuevamente la alcaldía en cuatro años. 

Con todo, la situación se vuelve algo más intrincada que en ocasiones anteriores. Hay señales claras de que el poder en Pucón está algo más equilibrado. Es de esperar que, luego de asumir que nuestro pueblo cambió, se pueda generar la sinergia y la fuerza necesaria para poder salir de la crisis en la que estamos sumergidos a raíz de la pandemia y que las decisiones que se tomen en ese concejo apunten al bien común más allá de los intereses particulares de cada uno. Hoy más que nunca el bien común está por sobre los intereses de unos pocos. Esperamos que nuestros dirigentes electos estén a la altura. Cualquier otra alternativa sería suicida.