Rechazo a Enjoy: Cámara de Turismo sostiene que modificaciones a la infraestructura van en desmedro de Pucón

Presidente de la agrupación gremial, Julio Pablaza, señala que la municipalidad debiera tomar un rol más activo en torno para velar por las características cualitativas del proyecto. Alcalde apunta a que es una decisión que solo le compete a la SCJ y concejales abogan porque la empresa cumpla con lo que prometió.

CONSTRUCCIÓN.- la construcción del nuevo casino de la empresa Enjoy avanza mientras la compañía busca que la superintendencia aprueba las modificaciones. (Fotografía, comunicaciones Enjoy).

El tema no es menor y hay demasiado en juego, incluyendo miles de millones de pesos ($3.000 millones al año) en beneficio municipal y de la comunidad. Por lo mismo, la noticia dada a conocer en exclusiva por La Voz… en torno a que el Consejo Resolutivo Regional de la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) rechazó la propuesta de cambio que la empresa Enjoy realizó para su proyecto de Pucón. Y si bien la compañía tiene la posibilidad de ingresar una nueva propuesta, la casinera corre contra el tiempo; ya que debe tener operativa la sala de juegos a fines de diciembre. Por lo mismo las reacciones no se hicieron esperar. Julio Pablaza, presidente de la Cámara de Turismo de Pucón, fue enfático y enérgico al manifestar que los últimos cambios (sacar estacionamientos subterráneos y dos pisos destinados, en principio, a habitaciones) van en desmedro o menoscaban a un destino como Pucón.

“Estamos muy preocupados con la situación del casino. Nos tiene muy preocupados y ocupados. Las licitaciones que permiten la instalación de un casino en un territorio tienen como objetivo el desarrollo del territorio. Es decir, debe tener externalidades positivas en el lugar y que se transforme en un polo de beneficios y de desarrollo para el sector”, explicó Pablaza, quien agregó: “Ahora, por diversas razones que no están tan claras o no las conocemos, han habido modificaciones, que normalmente existen en este tipo de proyectos, pero en este caso, las modificaciones —y así lo entendió la autoridad— han ido en desmedro de estas externalidades positivas y de estos beneficios que Pucón recibía al instalarse el casino en el territorio”.

Según Pablaza, si bien el rol de la municipalidad en lo formal pasa por verificar que el proyecto presentado en la Dirección de Obras Municipales (DOM) cumpla con las disposiciones técnicas ligadas a Ordenanza general de Urbanismo y Construcción (O.G.U.C.); sí podría tomar un rol más activo en torno a las características cualitativas del proyecto que Enjoy pretende construir en Pucón: “Si entramos a hilar un poco más fino, un municipio y una comunidad, ante un proyecto de esta envergadura y que tiene una duración de casi dos décadas, debe comprometerse y debe conocer y exigir la información para que estos beneficios y externalidades positivas se cumplan y sean las que verdaderamente el destino requieren”. 

El alcalde Carlos Barra, en tanto, se distanció de la decisión del Consejo Resolutivo y sostuvo que es un tema que escapa a las competencias de la municipalidad y de él como alcalde. “La verdad de las cosas es que escapa de lo que el municipio debiera involucrarse, dado que esto está en manos de la Superintendencia de Casinos de Chile y ellos son los responsables de las exigencias y las observaciones que le hagan al proyecto de Enjoy”, sostuvo el alcalde, quien también agregó el punto de que la empresa se encuentra en proceso de sacar las observaciones o presentar nuevas modificaciones que puedan permitir la materialización del proyecto: “Tenemos conocimiento que Enjoy está sacando las observaciones y eso le ha permitido a ellos continuar con la construcción. A nosotros nos interesa enormemente, ya que para fortalecer la economía en la comuna el casino es esencial. Eso ha quedado demostrado desde 1990, el año desde que tenemos casino”. Barra sostuvo que espera que Enjoy cumpla con las observaciones y pueda continuar con la construcción y que la empresa pueda abrir su sala de juegos.

Concejales

Quienes también participaron de la discusión fueron los concejales. Cristian Hernández (RN), el único que se mantiene del equipo de ediles anterior, apuntó directamente a que la situación de Enjoy es algo que él viene planteando desde hace dos años. Por lo mismo, según él, es necesario que la municipalidad vele para que la empresa cumpla con lo estipulado.

“Acá nos jugamos la vida por los próximos 40 años y eso lo he dicho de forma enérgica y categórica en cada concejo que son públicos e invito a la gente a que revise cada una de mis intervenciones y las respuestas que se me daban al respecto”, argumentó Hernández y luego agregó: “Lamento que se exponga a los trabajadores, servicios complementarios y a la comuna entera. Que de forma directa e indirecta se favorecen con esta concesión”. Según el edil los más de $3.000 millones anuales comprometidos están en riesgo por no tomar los recaudos a tiempo tal como, según él, lo solicitó.

El también RN Claudio Cortez argumentó en base a que la empresa cumpla con lo ofrecido, pero también puso énfasis en los trabajadores. “Otra situación aún más importante es brindar un apoyo a los trabajadores y sus familias puesto que son los más afectados y no quiero que queden vulnerables ante su empleador”, señaló.

La independiente de oposición, Daniela García, sostuvo que la situación que vive la empresa es una oportunidad para solicitar mejoras que vayan en beneficio de la ciudad. “Hay cientos de familias que dependen directamente del funcionamiento de Enjoy y el presupuesto municipal también. El tema de los estacionamientos por ejemplo es de gran relevancia y esto no se resuelve en la nueva  propuesta”, sostuvo Daniela García, quien puso énfasis en que los lugares para aparcar son clave y que la empresa debiera hacer esfuerzos por incluir sectores que están desocupados en la misma manzana donde se pretende construir (en el cuadrante de Holzapfel, Pedro de Valdivia, Ansorena y Palguín): “Podrían habilitar estacionamientos, mejorar las veredas y asegurar accesibilidad universal; hacer una berma con jardines para amortiguar el impacto a los vecinos, entre otros. Estoy consciente que el municipio y los trabajadores de Enjoy necesitamos que el casino entre en funcionamiento lo antes posible, pero no podemos actuar irresponsablemente con una mirada cortoplacista cuando se trata de este nivel de inversiones en el centro de Pucón”.

Ricardo Cortes (PC) también entró en la discusión por la situación del casino. El recién electo concejal puso su mirada en las complicaciones que el retraso tiene para la municipalidad y el efecto en los trabajadores y sus familias. “La verdad es que es de extrema gravedad, primero claro está que existe un retraso e incumplimiento hasta donde yo entiendo en lo comprometido por Enjoy en la licitación, que de una u otra forma a afectado al municipio y de paso a generado incertidumbre también a un número no menor de familias que se encuentran vinculadas laboralmente a la empresa”, argumentó Cortés, quien cree que el proyecto propuesto no puede ser cambiado arbitrariamente por la compañía: “La resolución de la  SCJ solo da cuentas de esta situación, a mi entender el proyecto resuelto a través de la licitación no puede ser cambiado de manera unilateral y arbitraria, requiere a lo menos de la instalación de un diálogo al que concurran todas las partes afectadas que permita alcanzar una solución que de tranquilidad y cuando me refiero a todas las partes se debe incluir en este proceso: a la empresa, la Municipalidad de Pucón, los representantes de los trabajadores (sindicato) y la SCJ”.