Caso de abusos sexuales en restaurante local genera que concejala convoque a mesa de trabajo para prevenir hechos de este tipo en servicios turísticos

Daniela García busca activar la labor en conjunto a los gremios y organismos municipales para establecer protocolos para evitar actos que vayan en contra de mujeres y trabajadores. Comerciante de la comuna fue formalizado por la Fiscalía, luego de ser denunciado por dos garzonas. La defensa, eso sí, resta credibilidad a los testimonios. 

TRABAJO.- La edil señala que trabajara en el contexto de la comisión de Género que dirige y que lo hará en conjunto con la Oficina de la Mujer de la municipalidad.

El pasado 26 de agosto el fiscal jefe de Pucón, Jorge Calderara, formalizó cargos por abuso sexual en contra de un restaurantero local. Se trata de Eduardo Campos, del Restaurante Campos, quien fue denunciado por dos trabajadoras del local (garzonas) por hechos de connotación sexual ocurridos entre 2019 y 2022. El caso gatilló que la concejala local, Daniela García, busque impulsar una mesa de trabajo que apunte a evitar hechos de este tipo que, según la edil, podrían ser más comunes de lo que se cree.

“Esto es un gatillante porque sale a luz pública algo que todos hemos estado invisibilizando históricamente en nuestro país que es la situación del abuso y del acoso. Entonces la idea es que trabajemos en conjunto a los gremios para transversalizar el enfoque de género y la prevención de abuso y acoso en la industria turística nuestra”, explicó Daniela García.

Según la edil, la idea es promover que Pucón es una comuna segura, no solo en el ámbito de la delincuencia común, sino que también en otras áreas del desarrollo, como lo son los trabajos temporales: “Evitar la precarización del trabajo, por supuesto, pero también hacer hincapié en la situación de las jóvenes y las disidencias porque son muy vulnerables. Yo misma trabajé en los bares de la comuna a los 17 y 18 años y existe esa normalización de ese ´coqueteo´ y el traspaso de la privacidad de las mujeres y me parece muy importante visibilizar y trabajar en conjunto para que los dueños de los restaurantes se sientan responsables por la seguridad de sus trabajadores”.

El objetivo, según García, es poder tener un sello para los negocios que se hayan capacitado en prevención de abusos y enfoque de género. La edil trabajará en el contexto de la comisión de Género que ella preside y directamente con la Oficina de la Mujer, liderada por Katherine Aedo.

Según el fiscal Calderara, el imputado agredió sexualmente a dos garzonas del local; quienes lo denunciaron. El tribunal dio 60 días de plazo para la investigación. “Cuando estuvo solo con ambas víctimas procedió a agredirlas, efectuándole tocaciones en su cuerpo, hechos que motivaron las respectivas denuncias. En el juzgado se procedió a la formalización por el delito de abuso sexual de adulto reiterado y luego de eso se decretaron medidas cautelares como lo son el arraigo nacional para evitar que el imputado abandone el territorio nacional y la prohibición de acercarse a las víctimas”, explicó Calderara.

La defensa

Marcela Castillo, abogada defensora de Campos, salió al paso de las acusaciones y les restó credibilidad a las víctimas. Sostuvo que presentaron evidencia que desvirtuaron los testimonios en los que se sustenta la acusación. “Nosotros presentamos en audiencia antecedentes que dan cuenta de la no existencia de este delito y en relación a eso el tribunal acogió nuestra solicitud y decretó medidas cautelares de menor intensidad. Entonces mi representado solamente se encuentra con la prohibición de acercarse a las víctimas y el arraigo nacional y no se le otorgó a la fiscalía la solicitud que estaba haciendo respecto al arresto domiciliario”, expresó la abogada Castillo.

Según la profesional los hechos no ocurrieron tal como lo relatan las víctimas y que, en definitiva, no hay delito: “El juicio aún no se lleva a cabo, pero dentro de los antecedentes que se presentaron el día de la formalización hay un video del día de los hechos que no da cuenta de la credibilidad respecto a lo señalado por la víctima y esto sumado a que existen al menos tres declaraciones (en la Fiscalía, Carabineros y la PDI) de las víctimas que no son concordantes entre sí”.